Un pequeño fleco retrasa al entrenador

  • Pedro Martínez exige la presencia de Diego Ocampo, su segundo en Gerona, en el staff técnico

Será cuestión de horas. Pedro Martínez dirigirá desde el banquillo al Cajasol hasta el final de la presente campaña y tratará de sacar las castañas del fuego para que el equipo salga del marasmo general que lo ha llevado a la última plaza de la Liga ACB.

Sólo hay un pequeño fleco que queda por concretar después de que el barcelonés haya aceptado la segunda oferta llegada desde San Pablo. Pedro Martínez exige para su contratación traer con él a Diego Ocampo, el ayudante que tuvo las dos últimas temporadas y con quien mantiene una estrecha relación desde su paso por Gerona. Este periódico ha podido conocer que el entrenador orensano se puso en contacto con la Federación Española de Baloncesto, para quien trabaja desde hace un tiempo, para romper la vinculación contractual y poder firmar por el equipo hispalense.

En el Cajasol, tras acordar las cantidades pertinentes con Pedro Martínez, no estaban dispuestos en principio a fichar a otro responsable para el cuerpo técnico, habida cuenta de que hay overbooking con la presencia de Rocky Jarana, que lleva muchos años en la casa, y el fichaje el pasado verano de Ángel Jareño. No obstante, y dado el delicado panorama que se cierne en el Cajasol al haber sumado sólo un triunfo, la directiva hará otro esfuerzo para que Ocampo acompañe a Martínez en esta andadura.

Queda sin resolver, en cambio, qué ocurrirá con Jarana y Jareño. Se supone que el primero seguirá en la entidad y también en el cargo, pues lleva siendo el segundo entrenador de la primera plantilla muchas temporadas. La posición del segundo podría peligrar en el caso de que llegara Ocampo, aunque no hay que olvidar que Jareño firmó por dos temporadas y habría que alcanzar un acuerdo con él para que se desvinculara o bien reubicarlo.

Desde luego, hoy no habrá novedades y será a partir de mañana cuando en el club se anuncie la contratación de Martínez para que se estrene en la Eurochallenge.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios