La potente arma de jugar en casa

  • Emery busca la mejor versión, esa que sale en el Ramón Sánchez-Pizjuán, para imponerse a un rival al que elogia. "Me gustaría que dijeran 'ahí está el Sevilla".

Optimismo y confianza. Unai Emery, entre elogios al Atlético de Madrid y a su entrenador, Diego Pablo Simeone, destiló ambas sensaciones en una comparecencia en la que deseó que mañana se ponga sobre el tapete la mejor versión del Sevilla para imponerse en un complicadísimo duelo. Tales son las buenas sensaciones que percibe en un equipo que continúa en franco crecimiento que puso los puntos sobre las íes cuando se le preguntó si envidiaba al Atlético. "Tenemos cosas parecidas, pero nosotros debemos imponer nuestra idea, nuestra filosofía, que es distinta".

Para ello confía en esa poderosa arma que es el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde su equipo se suelta con energía y dinamismo para imponerse a los rivales. "El rival nos conoce bien, aunque nosotros también a él. Está haciendo un gran trabajo, por lo que el partido será muy difícil. Jugamos en casa, así que eso será una fuerte arma que estamos teniendo. Primero, será un choque bonito, para que esté la afición con nosotros en el Sánchez-Pizjuán, y también competido, duro. Si queremos ganar, tenemos que hacer un encuentro bueno, con pocos errores. Ahora bien, si el Atlético quiere ganar, también tendrá un partido duro".

El guipuzcoano hiló fino cuando tuvo que contestar si al Sevilla le gustaría jugar como el Atlético: "A ver cómo contesto. Tengo que decirlo bien para que no haya malas interpretaciones. Me gusta muchísimo el Atlético y lo respeto. La labor de Simeone es grandiosa, ha conseguido llevar la máxima expresión de su idea al Atlético. Mi idea general es estar como está clasificado el Atlético, pero con mi idea de equipo y con mi idea de planteamiento y de filosofía, que en muchos aspectos es parecida pero con otros distintos que nosotros tenemos. Quiero que se impongan esos aspectos en el resultado".

Además, diferenció los dos estilos de juego: "Ellos juegan un 4-4-2 muy claro y nosotros un 4-2-3-1 muy definido. Ellos tienen menos elaboración. Su equipo está bien compacto y no se abre en la elaboración. Nosotros, sobre la posesión del balón tratamos de imponernos al rival, partiendo de una buena colocación para manejar al rival con la posesión. Son dos estilo de juego con cosas parecidas y otras distintas. Tienen cosas que nos gustaría tener, como esa agresividad y ser un equipo compacto. Lo que sí es verdad es que Simeone ha dado con un equipo muy equilibrado y ésa es la idea que nos gustaría tener".

El nombre de Diego Costa salió a la palestra, pero sólo habló de lo futbolístico: "Me voy a centrar en los aspectos del juego, lo que más nos importan son sus cualidades y lo que tenemos que parar. Sólo hablaré sobre el juego de él, el domingo no vamos a dejarle lucir sus cualidades".

Y también habló de una defensa que, con Botía y Fernando Navarro en el eje, será inédita: "Ser central del Sevilla con nuestra idea de juego es difícil. Queremos un equipo agresivo, con un juego basado en estar encima del rival y con presencia en campo contrario, espacios dejas en tu medio campo y los centrales tienen que abarcar mucho espacio. Es un trabajo de exigencia. Me gustaría tener centrales agresivos por arriba y que fueran rápidos, que roben, que se anticipen, que lean el juego... Eso sería la élite de los cuatro mejores centrales del mundo. Buscamos un equilibrio y quiero romper una lanza por nuestros centrales, tenemos buenos centrales. Pero si creas muchas ocasiones, el rival también te crea. Si encima tienes enfrente a Diego Costa y Falcao tenemos que trabajar más sobre ese equilibrio", dijo largo y tendido un Emery con fe en las posibilidades del Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios