Dos premiados en horas bajas

  • Mel, mejor técnico del curso pasado y hoy muy cuestionado, podría sentar a Rubén, mejor delantero.

Comentarios 2

El fútbol es caprichoso y no entiende de momentos. Así, Pepe Mel y Rubén Castro fueron distinguidos por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), respectivamente, como mejor entrenador y mejor delantero de la pasada edición de la Liga Adelante. Como mejor futbolista de la competición fue galardonado el también jugador del Betis el pasado curso Emana, actualmente en las filas del club árabe Al-Hilal. Igualmente, Beñat fue nominado como segundo mejor medio centro, por detrás del granadinista Mikel Rico. 

Curiosamente, el entrenador madrileño del Betis está hoy más que cuestionado y su continuidad al frente de la plantilla pende de un hilo, mientras que el atacante canario podría ser suplente por primera vez desde que llegó al Betis por razones tácticas que atiendan a una baja forma y no a un intento de su entrenador por reservarlo o tras salir de una lesión, como ocurriese en alguna ocasión la temporada anterior. 

Mel se mostró feliz por su distinción. "Es un orgullo tremendo y una responsabilidad porque te hace intentar ser mejor en el futuro. Es un privilegio doble, porque represento a un club importante como el Betis y que te elijan los profesionales es un orgullo tremendo y una responsabilidad que te hace intentar ser mejor en el futuro, pero que te premien los compañeros de trabajo, la gente que se dedica y vive del fútbol te llena de felicidad", dijo. 

Mel, en horas bajas, añadió: "Hay que estar a la altura en un futuro para que esa confianza no se vea dañada. Cualquier equipo de la Liga Adelante podría competir con cualquier equipo europeo. Hay un nivel tremendo y la prueba está en que los equipos llegan a Primera y compiten bien. Hay jugadores y entrenadores que pueden estar en Primera perfectamente. Es muy competitiva y creo que ha sido un acierto implantar el play off, que le da una emoción extra", comentó un técnico que dijo en su Twitter llevar varios días "sin dormir" y que en una entrevista a la web beticismo.net dejó una perla: "Ojalá me tuvieran que dar dos millones de euros por despedirme". 

Rubén Castro agradeció el trofeo a sus compañeros. "Ellos tienen mucha culpa de que hiciese una gran temporada, es lo que buscaba. Estoy muy contento con la cifra de goles (27)", comentó.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios