Ni más ni menos preocupado de lo normal

  • Jiménez reconoce que el juego de ataque ha sido "espeso", pero matizando que es lógico a estas alturas de la pretemporada

Ofrecer un análisis pormenorizado como el que Jiménez protagonizó ayer no es algo muy común en los entrenadores de primer nivel. La mayoría tienen la consigna de hacer públicos los menos datos posibles sobre el funcionamiento de su equipo, pero el del Sevilla es de dominio público y el preparador nervionense lleva a gala su disposición a dar todo tipo de detalles y explicaciones. El de Arahal radiografió la pretemporada, el estado actual de forma de sus jugadores, los fichajes y el juego ofrecido hasta el momento, eterno escenario de batallas entre la opinión pública y el entrenador. De momento, Jiménez reconoció estar de alguna manera preocupado por al varias cuestiones, pero lo justo en esta época del año, ni más ni menos.

"Habiendo visto reiteradamente el partido con la Juve, y teniendo en cuenta a la altura de pretemporada, de pretemporada... -repitió con énfasis- en la que nos encontramos, tampoco estuvimos tan mal. Quizá sí algo despistados en el primer gol y un poco lentos en el repliegue en el segundo, pero eso no es para nada el nivel que tenemos demostrar en la Liga. Ante el Lyon en algunas fases del partido vimos un Sevilla mejor y eso tiene que que ir en crecimiento", empezó diciendo el técnico sevillista, que coincidió con la apreciación de que ya en el Carranza a mediados de agosto puede empezar a verse un Sevilla más parecido al que empezará la temporada. No obstante, lanzó un aviso. "Corremos el riesgo de no poder contar con ocho de los jugadores importantes, que se marcharían días antes con sus selecciones. Así que los posibles onces iniciales que veamos, aunque sean equipos del Sevilla, serán alineaciones algo irreales. Sí debemos mostrarnos con más fluidez, pero cuando me interesa que estemos bien del todo es con puntos en juego", explicó antes de reconocer que en los partidos de la Peace Cup a su equipo sí se le ha notado falta de llegada, algo que tiene que empezar a preocupar, aunque con matices: "Sí, sí. Está espeso y es lógico por la carga de trabajo. También la falta de efectivos hace que tengamos menos presencia, pero todo marcha bajo el guión establecido. Claro que nos hubiera gustado ganar todo con solvencia y espectáculo, pero eso lo queremos hacer cuando haya puntos en juego".

Jiménez insistió en este aspecto también al hilo de la posibilidad de un nuevo fichaje. "Viendo trabajar día a día al equipo, lo veo muy equilibrado. Ni por asomo estamos al nivel que esperamos para dentro de veinte días, pero somos un equipo competitivo para la Liga. Luego ya veremos si también para Liga de Campeones o se necesita reforzar alguna posición. Si es así, habrá que hacer otro gran esfuerzo de los que acostumbra a hacer este club. Pero hay que verlo, y ver si está en casa o hay que buscarlo fuera".

Preguntado por su opinión sobre los dos únicos fichajes, Jiménez aclaró que se encuentran en fases totalmente distintas. "Zokora está saturado de trabajo, pero seguro que va a llegar al 28 ó 29 de agosto con mayor frescura. Lo está jugando prácticamente todo y es normal. Sergio Sánchez venía con algunas molestias. Acumula poco trabajo y le falta fondo, tiene más frescura, al revés", decía el preparador hispalense, a quien le preguntaban sobre la capacidad del ex jugador del Tottenham para equilibrar al equipo, algo que hizo extensivo a todos los medio centros. "Zokora tiene que dar equilibrio, pero no él sólo, sino Renato, Duscher... el que juegue, Romaric o el mismo Lolo. Ayer (ante el Lyon) se veía que el equipo se partía, atacaban cuatro y defendían cuatro. Son fases de preparación y tenemos que ir mejorando esos aspectos. Tenemos que equilibrar y no sólo tiene que ser Zokora", aclaró Jiménez, sobre quien comentó que espera que aporte muchas cosas al equipo: "La posibilidad que nos da es que lo puedes situar delante de los centrales y se siente cómodo, pero también puede dar un paso adelante. Lo he puesto siempre para verlo en distintas facetas, porque a los demás los conozco más. Y ha sido además el único disponible siempre".

Para terminar, Jiménez puso al tanto a los periodistas de los problemas físicos de Kanoute, que necesita una preparación especial. "Es preocupante, sí, pero no lo elegimos. No está al cien por cien porque hace dos sesiones con el grupo y se sobrecarga y hay que seguir cuidándole. Fredy alcanza el nivel de pulsaciones que quieren los preparadores físicos pero sin oposición. No es lo mismo si hay choque, agarrones, tacles... Ni por asomo pienso arriesgar con él. Es un futbolista a cuidar por su físico, tiene unos segmentos grandísimos, una tibia, un fémur muy largos... Es un futbolista grande pero que juega como uno de 1,70 y sufre en las inserciones, en el pubis. Eso le produce molestias que no queremos que se conviertan en lesiones. Corre como un menudito y es un gigante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios