El prepartido más largo

  • La plantilla inicia la semana con pruebas físicas y con la retirada de Cicinho del entrenamiento con molestias en el muslo. El parón modifica los planes.

Comentarios 2

El lunes 22, fecha del próximo partido liguero del Sevilla, aún queda muy lejos en el calendario y la plantilla nervionense se prepara para un periodo de trabajo extraño, sin competición y sin los internacionales, que ya abandonaron la disciplina blanca para incorporarse a sus respectivas selecciones. Jesús Navas, Rakitic, Spahic y Medel son las ausencias que desde ayer acompañarán a Míchel hasta unos días antes del penúltimo fin de semana del mes. No obstante, a los blancos les espera este miércoles un amistoso en Coria.

Los profesionales sevillistas regresaron este lunes al trabajo en horario de tarde después de tener el fin de semana libre, pues el partido de Vigo fue el viernes. Míchel y su cuerpo técnico dirigió una sesión en la que se realizaron unas pruebas físicas consistentes en carreras en circuito por parejas y en la que no estuvieron ni Maduro ni Trochowski, aparte de Perotti, que sigue su trabajo específico de recuperación.

Pero, además, el primer entrenamiento de la semana tuvo el contratiempo de la retirada de Cicinho. El lateral brasileño, con unas molestias en el muslo derecho, no completó la sesión. Los médicos examinaron al ex jugador del Palmeiras, tras lo que el futbolista se marchó a los vestuarios. Habrá que ver la evolución de estas molestias, pero el tiempo juega a favor en cualquier caso.

Míchel tendrá tiempo también de estudiar la plantilla y analizar lo ocurrido en Vigo para determinar los hombres que deban entrar en esta ocasión para cubrir las bajas. A la de Medel, que ya cumplió uno de los partidos con que fue sancionado por su acción con Cesc, se une en el choque ante los de Caparrós la baja de Botía, que vio la quinta tarjeta amarilla en Balaídos. Por contra, el técnico madrileño recupera a Rakitic en el centro del campo si es que el suizo-croata no sufre ningún contratiempo en los partidos con la selección balcánica.

Y otra incógnita está en la izquierda, donde Míchel no encuentra al hombre ideal desde que Trochowski se lesionó ante el Barcelona. El alemán va a llegar muy justo al choque ante el Mallorca, pero no está descartado. Esta semana debe terminar las sesiones de infiltraciones de plasma enriquecido. La evolución de su lesión en la rodilla será clave para determinar si puede reaparecer. Si no, Míchel ya ha comprobado que Reyes no está aún al nivel deseado.A Kondogbia se le vio claramente fuera de sitio en Vigo y las otras opciones pasan por Manu del Moral o, ésta más defensiva, un lateral reconvertido como Antonio Luna. De todas formas, aún es pronto, aunque al técnico le habrán quedado pocas ganas de experimentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios