La psicosis de los tres centrales

  • Holanda y Chile ya amargaron a España en el Mundial con ese sistema.

Jugar contra tres centrales parece el sino inevitable del seleccionador español, Vicente del Bosque, quien en estos días le da vueltas a cómo combatir un esquema que tanto daño le causó en el Mundial de Brasil. 

Hay pocas selecciones que todavía jueguen con ese dibujo, pero varias se han cruzado con España. Durante Brasil 2014 le amargaron la existencia Holanda y Chile, que provocaron su prematuro adiós al Mundial, y mañana tendrá la amenaza de Italia en la Eurocopa en un durísimo choque de octavos de final.

"Son muy buenos defensivamente, pero Italia también tiene jugadores de ataque", avisó Del Bosque en una reciente entrevista con el diario deportivo As, desconfiando de lo que su rival le vaya a proponer.

Tiene motivos el seleccionador español para estar intranquilo. El Mundial fue una pesadilla para él y todo comenzó con Holanda y todas las trampas que le puso por delante Louis van Gaal para cerrar una noche trágica para la entonces campeona con una derrota por 5-1.

Entonces, Holanda actuó con Janmaat, Bruno Martins, Daley Blind, Vlaar y De Vrij como defensas. Pero, lejos de ser una selección defensiva, los laterales se desdoblaron dentro de un elástico sistema y el equipo de Van Gaal martilleó a una España incapaz de descifrar el problema. 

Luego llegó Chile y su entonces seleccionador, Jorge Sampaoli, presentó de nuevo tres centrales -Gary Medel, Gonzalo Jara y Francisco Silva- dentro de un esquema que consiguió asfixiar a España. El equipo de Del Bosque selló su prematuro adiós al torneo con una derrota 2-0 y una reconocida sensación de inferioridad.

Entonces la prensa habló de "un regreso a una moda antigua" cuando se refirió al esquema de los tres centrales y los dos laterales largos, un dibujo que remitía a una propuesta que se hizo común en los años 90. Pero al final fue una moda efímera.

De hecho, ni Holanda ni Chile -aunque con diferentes seleccionadores- utilizan actualmente ese esquema. Pero queda Italia, la única selección de la Eurocopa que usa los tres centrales -Bonucci, Barzagli y Chiellini- como dibujo y seña de identidad, y no como un recurso puntual.

Los precedentes obligan a Del Bosque a ser más que cauto a la hora de referirse a Italia como una selección defensiva, por más que así lo presenten casi todos los analistas del torneo. 

"Tiene grandes jugadores de banda, dos delanteros y es verdad que tiene un cuarteto defensivo con tres centrales y De Rossi que son inamovibles, pero no tiene por qué ser un equipo defensivo. Han cambiado el centro del campo y quizás sean más directos que en 2012. Yo no lo veo en absoluto defensivo pese a que tengan ese sello", advirtió Del Bosque.

Ahora falta por ver qué idea tiene el técnico para combatir el esquema que tanto le amargó en el pasado. Tiene la solución de poner a Koke en el centro del campo si quiere ayudar a evitar el despliegue ofensivo italiano. También puede situar a Lucas Vázquez como extremo para fijar un lateral y ayudar en banda.

O simplemente puede no tocar nada, como hizo en los tres partidos anteriores de la Eurocopa, para defender la validez de su estilo frente a cualquier esquema.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios