Sin puntería ni jugadores

  • El Betis B, que se quedó con ocho, fue muy superior, pero no estuvo acertado

Problema serio el que tiene el Betis B. Un gol en los últimos cinco partidos no es un bagaje positivo para un equipo que hasta el día de ayer luchaba por el subir de categoría. Hasta el día de ayer porque la derrota ante el Mérida, cuarto clasificado, aleja, casi de forma definitiva, al conjunto verdiblanco de los puestos que dan derecho a jugar el play off de ascenso a la división de plata.

No obstante, las circunstancias no se aliaron con el conjunto de José Luis Mena desde el primer momento. A las numerosas bajas se unió la pronta expulsión del central Mario (18'), discutida, ya que la primera tarjeta no fue, ni por asomo, merecida. Con uno menos en el terreno, los béticos no bajaron los brazos, incluso marcaron por medio de Carlos Valverde, pero el colegiado decretó un fuera de juego que sólo él pudo apreciar.

Cuando mejor jugaba el filial, espoleado por la expulsión, llegó el gol visitante. Una jugada por la izquierda fue finalizada por Carlos Rubén con un fuerte disparo que se coló por el palo corto que defendía, por la ausencia de René, Adrián. Con el resultado a favor, el Mérida comenzó a especular a sabiendas de su superioridad numérica.

Cañamero y Diego Segura, en dos ocasiones, pudieron poner el empate en el marcador antes de llegar al tiempo de descanso, pero de nuevo faltó puntería.

En el segundo envite, Mena introdujo a Israel bucando una movilidad que nunca llegó. Pese a todo el Betis iba a por el encuentro, aunque las ocasiones claras brillaban por su ausencia.

Tuvo que ser en un error de la zaga emeritense la forma en la que llegase la ocasión de empatar. Carlos Valverde se aprovechó de la pasividad de Mansilla para ganarle en velocidad y, finalmente, ser derribado por éste dentro del área. La jugada fue muy protestada por Mena, ya que al ser el último defensor debería haber ido acompañada de la tarjeta roja. El mismo Valverde desperdició la pena máxima.

A partir de ahí, el árbitro se convirtió en protagonista al expulsar a Cañamero injustamente a 20 minutos del final y, posteriormente, a Adrián por despejar con las manos fuera de su área.

Con ocho ya fue imposible. El Betis mereció más, pero la falta de puntería y la actuación arbitral aleja, casi definitivamente, el sueño de jugar el play off.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios