Tenis l Abierto de Australia

A punto de despedirse

  • Federer tuvo que sacar lo mejor de su juego para deshacerse de un durísimo Tipsarevic en el definitivo quinto set por 10-8

Comentarios 0

El serbio Janko Tipsarevic sometió a un durísimo castigo al suizo Roger Federer, que necesitó lo mejor de sí mismo, 39 saques directos y cuatro horas y 27 minutos de lucha, para doblegar a su rival y alcanzar los octavos de final del Abierto de Australia.

Federer se impuso por 6-7 (5), 7-6 (1), 5-7, 6-1 y 10-8, pero estuvo tres veces a sólo tres puntos de una derrota que hubiera abierto las posibilidades reales de Rafa Nadal de convertirse en nuevo número uno del mundo, si el de Manacor ganase luego el torneo una vez eliminado el suizo.

El de Basilea sintió en sus carnes la sombra de la derrota ante Tipsarevic, un jugador que entrena ahora el español José Perlas, duro como el granito y que entre sus múltiples tatuajes lleva uno en japonés en su antebrazo derecho que dice: "La belleza salvará el mundo". Tanta fue la tensión del encuentro, que su compatriota Novak Djokovic suspendió su conferencia de prensa después de ganar al estadounidense Sam Querrey porque no quería perderse el final del Federer-Tipsarevic.

Para Federer, que no cede un partido en el Abierto de Australia desde las semifinales de 2005 contra el ruso Marat Safin, hubiera sido muy duro caer ayer. Su última derrota lejos de las semifinales de un grande data de la tercera ronda de Roland Garros en 2003 contra el peruano Luis Horna, y no está acostumbrado a ello.

Además del número uno en juego, el suizo se perdería una vez más la posibilidad de ganar los cuatro grandes en el mismo año y dejaría abierta la duda sobre su estado de forma, sobre todo después de que el año pasado cayera ante seis jugadores diferentes, pero fue capaz de aguantar la tensión.

Tipsarevic, campeón júnior de este torneo en 2001, no ha ganado título alguno en su vida, y tiene como mejor marca en el Grand Slam los octavos del pasado año en Wimbledon. Con unas gafas especiales, barba y agresividad en los ojos, el jugador de Belgrado luchó con una garra especial, dominando casi todo el encuentro, pero acabó sucumbiendo.

Después de esta dura batalla, Federer se enfrentará al checo Tomas Berdych, que se deshizo en 4 sets (3-6, 6-3, 7-6 (5) y 6-2) del argentino Juan Mónaco.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios