Baloncesto l Cajasol

¿Dónde está el referente?

  • Los pívots cajistas no han anotado de promedio más de 10 puntos cada uno en las últimas campañas, salvo Kakiouzis, que supera por poco la decena este curso

Comentarios 1

Toca buscar casi de forma desesperada un ala-pívot que resuelta por dentro, que genere sus propias canastas o que saque situaciones de ventaja como faltas personales al adversario. Si puede ser, que en defensa se faje. Este puede ser el anuncio que el Cajasol hace a cualquier representante para que acuda al rescate un jugador interior con talento cuando sólo queda 13 jornadas para el final de la campaña.

Manel Comas estaba enamorado de Maceo Baston y del primer Demetrius Alexander que tuvo. Ése es el perfil y, a poder ser, con pasaporte europeo para no tener que mandar a casa a Miles y contratar a otro director de juego de nacionalidad europea. Las complicaciones son evidentes. Directamente, no hay.

La planificación de la plantilla generaba dudas que se han disipado con el tiempo. Los interiores del Cajasol no son anotadores, como en otras tantas etapas ha tenido el equipo de San Pablo. Falta claramente un pívot que enceste cerca del aro, que se mueva bien por dentro, que haga pupa a la defensa dentro de la pintura.

Sólo hay que mirar los números para comprobar que entre los jugadores altos del Cajasol no hay una referencia clara. Analizando las últimas tres temporadas y media, sólo Kakiouzis, este curso, supera la decena de puntos de promedio por encuentro, y lo hace levemente, con 11 por choque. En el Barcelona, hizo una media de 8, el pasado ejercicio, y de 10, en su temporada de estreno en la ACB.

Y es el heleno quien debería sacar las castañas del fuego por contrato, aunque tampoco sus compañeros aportan ni aportaban muchos puntos. Andy Betts está haciendo 8 puntos por encuentro en su debut en el Cajasol, pero los años anteriores no fueron ni siquiera mejores, con 7, 8 y 6, respectivamente, desde la campaña 06-07 a la 04-05.

Las mejores estadísticas de Antonio Bueno en esta parcela son de la pasada campaña, con 9 de media, mientras que ésta lleva 6, en la 05-06 hizo 7 y en la precedente, 6. Iñaki de Miguel rozó la decena de puntos por choque en la campaña 04-05 (9), aunque ha ido bajando paulatinamente con el paso de los años: 8 en la 05-06, 5 en la 06-07 y 4 en la actual.

La moraleja es que el juego interior no es peligroso por dentro y eso el adversario lo sabe de sobra. Kakiouzis y Bueno pueden anotar por fuera, pero menos por dentro. Y Betts y De Miguel no son expertos ofensivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios