Una renovación que llega cargada de aristas por limar

  • El papel del fondo de inversión MSI, traba para la continuidad de Luis Fabiano

Comentarios 0

Antes de la partida del Sevilla hacia Praga, José María del Nido abría la espita para que se hable, y mucho, de la renovación de Luis Fabiano por el Sevilla. El futbolista, ya en la República Checa, se mostraba encantado con esta opción, pero matizaba que hay que ir con mucha tranquilidad para resolver el asunto. Y el principal obstáculo para poner a las dos partes de acuerdo es un fondo de inversión y tiene nombre: MSI, las siglas de Media Sport Investment.

La empresa que lleva el iraní Kia Joraabchian es la propietaria del 65 por ciento de Luis Fabiano hasta 2009 y por ahí pueden llegar las dificultades. Hasta ahora, el Sevilla paga anualmente una especie de alquiler (renting en el argot), pero la idea es llegar a un acuerdo directo con el futbolista para acabar con la vinculación con MSI y que éste pertenezca totalmente al club nervionense.

En eso también está de acuerdo Luis Fabiano, lo que hace que todas las partes coincidan en que la negociación se prolongará hasta 2009, aunque pueda existir un compromiso firmado con anterioridad. El problema es que MSI puede obligar por contrato a vender su 35 por ciento de Luis Fabiano siempre que llegue un club con unos 10 millones de euros.

En este caso, sin embargo, sería fundamental la conformidad del futbolista y por eso es tan importante que Luis Fabiano quiera continuar en el Sevilla y se niegue a marcharse a otro club. Otra opción sería un acuerdo entre el Sevilla y MSI con un coste sensiblemente menor a ese 65 por ciento que aún no pertenece a los sevillistas, algo factible debido a que al jugador sólo le quedaría un año más de contrato con la empresa. Así se incrementaría de manera considerable los honorarios de Luis Fabiano tanto en ficha como por traspaso.

En definitiva, son muchas las partes que se tienen que poner de acuerdo y la negociación está en estado embrionario, con una gestación prevista para 2009. Además, hay que tener en cuenta que MSI es una filial de una empresa de inversiones que tiene sede en las Islas Vírgenes Británicas (todo un paraíso fiscal) y había adquirido en 2004 la mayoría de las acciones del Corinthians, lo que ahora la ha metido en un gran escándalo tras el descenso de éste, algo así como si hubiera bajado a Segunda el Real Madrid o el Barcelona.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios