Dos retos, una esperanza

  • El Sevilla C, que mira a la zona baja, mide la fortaleza de un Betis B que quiere consolidar su liderato vengando la derrota de la primera vuelta

Es un derbi. Otro más. La interminable colección de esta temporada apunta ahora a la Tercera División en un choque de dos eternos enemigos que en esta ocasión luchan por diferentes objetivos. El segundo filial del Sevilla se mide al primero del Betis. Los nervionenses quieren escapar definitivamente de la zona baja de la clasificación, los verdiblancos deben consolidar su mejoría para ser el favorito definitivo a lograr el ascenso.

El choque tiene todos los ingredientes para que el espectáculo dictamine quién de los contrincantes podrá esbozar una mejor sonrisa al final del duelo. El recuerdo de la ida también está ahí: el Sevilla C goleó al filial bético (1-4) y golpeó duramente una moral que tardó en reponerse con el paso de las jornadas, más aún teniendo en cuenta la enorme irregularidad que mostró el equipo de Óscar Cano durante todo el presente curso.

El filial verdiblanco llega lanzado. Su racha positiva ha coincidido con el bajón de resultados de un San Roque de Lepe convertido en el gran enemigo en la pelea por el primer puesto desde el inicio liguero. Aunque el Alcalá tampoco quiere arrojar la toalla y sigue de cerca la evolución de los dos primeros. La obligación es clara y los béticos pretenden devolver ese correctivo de la primera vuelta enseñando su mejor versión y tirando de su eficacia como mejor aliado ante las adversidades del enemigo.

El técnico del Betis B no podrá contar para este trascendental choque con Andriu, Marco Rosa y Jorge Muñoz, algunas piezas importantes en su esquema, todos ellos por lesión. Sí estarán Sofián y Carlos García, que se perdieron la última cita ante la Lebrijana por acumulación de amonestaciones. Además, parten con muchas opciones de formar parte del once inicial.

El favoritismo bético lo es sólo a efectos de clasificación. El líder asume su responsabilidad y perder el segundo derbi de la temporada supondría un claro freno a su crecimiento moral, que aumentó tras tomar el primer lugar la pasada semana.

Enfrente, el Sevilla C hace sus cuentas con la zona de descenso a tres puntos. No puede dormirse y lo sabe, aunque la altura e importancia del encuentro motivan a que el ánimo renovado sea precisamente el mejor aliado para que su rendimiento aumente sobre el césped.

Todo está preparado para que el fútbol reine. Aunque deje sonrisas y lágrimas. Aunque nuevamente uno de los dos logre acercarse a su objetivo y el otro vea cómo las complicaciones entran de nuevo en escena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios