La reválida de Maduro

  • El holandés tiene ante el Atlético la gran ocasión de reivindicarse tras haber perdido el sitio en favor de Kondogbia. El medio, hipermotivado ante el reto.

La más que probable baja de Medel por sanción, pese a que el Sevilla agotará los recursos administrativos, le abre de par en par a Maduro las puertas de la titularidad en Nervión mucho tiempo después desde su último concurso. La importancia del encuentro y la potencia del rival ofrecerá el complicado marco en el que el holandés debe someterse a su gran reválida después de haber perdido el sitio en el once titular. Maduro no sale de partida en el equipo en Nervión desde la vuelta copera con el Mallorca, el pasado 9 de enero. Tras un prometedor inicio, fue cediendo terreno hasta que Kondogbia le quitó el sitio como acompañante de Medel. Ahora tiene una nueva prueba.

El internacional holandés, del que tanto en la etapa de Míchel como ahora con Emery destaca la energía positiva que insufla al vestuario y su compromiso, está hipermotivado ante su nuevo examen. "El equipo está muy vivo, tenemos energía, con nuestra afición estamos muy fuertes en casa !! Sevilla, te quiero!! Vamos mi Sevilla", publicó este jueves en su cuenta de Twitter. El futbolista insistió en esa confianza ante los medios del club. "En casa estamos muy fuertes, jugamos contra un equipo muy fuerte, pero tenemos mucha confianza para ganar ese partido", dijo Maduro, quien destacó que el derbi, con el paso de los días, ha reforzado la moral del equipo por el juego desarrollado hasta que el polémico penalti y la expulsión de Medel condicionaron el encuentro. "Sabemos que hicimos un gran partido, con muchas ocasiones, buenas jugadas", arguye con el ánimo recuperado.

Maduro debutó con la camiseta del Sevilla en Vallecas, en la jornada 3, y se hizo con el puesto de titular pese a que entonces Míchel tenía un abanico más amplio junto al imprescindible Medel: Trochowski, Campaña, Kondogbia... Jugó de forma consecutiva doce partidos de Liga. Pero en la jornada 14 el Sevilla perdió en casa con el Valladolid y desde entonces, entre el cansancio acumulado y la irrupción de Kondogbia, el holandés perdió el sitio. Aquel partido lo marcó, pues fue una de las primeras veces que se le achacó falta de velocidad para dar el adecuado equilibrio en el centro del campo.Desde entonces no volvió a la titularidad hasta que Unai Emery, en su debut liguero en Getafe, le volvió a dar la oportunidad. Sin embargo, sus apariciones en el equipo en la etapa del guipuzcoano están siendo guadianescas.

De hecho, sólo ha jugado como titular cuatro partidos más, por la necesidad de reforzar o refrescar el centro del campo, y siempre fuera de casa: la semifinal copera en el Calderón, en el Bernabéu, en el Camp Nou y en el Ciudad de Valencia. Ante el Levante jugó la primera parte y fue sustituido en el intermedio por Medel, al que dio descanso Emery tras llegar el último de la jornada internacional. Y quedó algo señalado por la pérdida que ocasionó el único gol de Rubén. El domingo muchos ojos estarán en él, pero a Maduro le sobran confianza y empuje: "El Atlético tiene un magnífico equipo, pero nosotros también, sobre todo en casa estamos muy fuertes. Hay que jugar con cabeza fría y corazón rojiblanco", asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios