Baloncesto l Cajasol

Uno roba y otro anota

  • Kirksay se estrena como líder en las recuperaciones de la ACB en Málaga, donde Douglas promedió 15 puntos en sus tres comparecencias con el Pamesa

Comentarios 5

La constancia en el juego de Tariq Kirksay le ha llevado a alcanzar un nuevo tope en la ACB. Desde su llegada a Sevilla, el alero ha experimentado una constante progresión que le ha llevado a convertirse en una pieza indispensable en el equipo. Su aportación defensiva es clave y así lo revelan las estadísticas, aunque el intenso trabajo del galo va mucho más allá de los números. No obstante, y en lo que a dígitos se refiere, el jugador de nacionalidad francesa ha alcanzado la pasada jornada un nuevo tope al erigirse en el máximo recuperador de la competición con un total de 53 robos.

Ello supone uno más que el barcelonista Ricky Rubio, que se mantenía líder en esta faceta del juego de manera ininterrumpida desde la jornada decimosexta. Así, Kirksay recupera una media de 2,52 balones por encuentro, mientras que el catalán roba un promedio de 2,48. Tras ellos se sitúa el también cajista Juanjo Triguero, al que su intenso trabajo defensivo le ha llevado a encaramarse en la tercera posición de la tabla de recuperadores con un total de 40 bolas robadas (1,90 por partido). En las 21 jornadas disputadas hasta el momento, el pívot de Gandía ya ha superado en una decena el total de balones que recuperó la pasada temporada, que ascendieron a 30 (0,88 por encuentro).

Las 53 recuperaciones de Kirksay suponen una cuarta parte (24,54%) del total de balones robados por el Cajasol, que ascienden a 216. Sumadas a las de Triguero, los robos de ambos ascienden a 93, lo que traducido a porcentajes supone el 43,1% del total de los sevillanos. En lo que va de campaña, Kirksay alcanzó su máximo de recuperaciones en el choque ante el DKV Joventut de la jornada decimonovena, en el que sumó 7 para una valoración total de 22. Triguero, por su parte, llegó a las 4 en el partido ante el Meridiano Alicante, de la decimoquinta.

Es evidente la facilidad en esta faceta para el jugador neoyorquino, igual que la debilidad por el tiro que tiene Rubén Douglas. El escolta, que debutará el domingo, es un certero lanzador y se le ha dado especialmente bien Málaga en sus tres visitas cuando jugaba en las filas del Pamesa.

El panameño promedió en dichas comparecencias más de 15 puntos por choque, al acumular un total de 47. En su primer encuentro en el Carpena, Douglas anotó 12 puntos, a los que añadió un total de 10 rebotes para 15 de valoración; en la temporada posterior (07-08), el exterior hizo un sensacional partido en Málaga, con 25 puntos y 21 de valoración; finalmente, Douglas sumó 10 puntos, 4 rebotes y 6 de valoración en su última campaña en el Pamesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios