La salida de Emana: cerca y lejos

  • El entorno del camerunés asegura que el Betis pide un dinero prohibitivo para el estado del mercado

Comentarios 2

La actualidad bética sigue centrándose en la ciudad deportiva verdiblanca, donde la plantilla está culminando una de las semanas de mayor intensidad física y donde Emana continúa siendo el foco de atención de aficionados, tertulianos y curiosos reunidos en torno al equipo. Sea por la espectacularidad de sus movimientos, sea por su cada vez más inminente salida, el camerunés acapara ojos y comentarios.

El nombre de Emana es el más apetecible de cuantos jugadores han sido etiquetados de transferibles en el Betis. Los últimos movimientos en la secretaría técnica hablan de una adquisición cercana. Pero todo dependerá, como no podía ser de otra forma, del plácet del máximo accionista.

Hasta el momento, el Valencia parecía el postor con más visos de hacerse con los servicios del centrocampista. Sin embargo, en el entorno del futbolista se niega la mayor. El club valencianista no está dispuesto a satisfacer las altas pretensiones económicas del Betis, mayormente a causa de la escasa liquidez de la que dispone un Valencia que no ha logrado vender a ninguna de sus estrellas.

Y Lopera sigue en sus trece. En este caso, en sus 15 millones por el jugador, cuyo entorno define tales cifras de inaccesibles. Como las negociaciones de cada verano, Lopera está dispuesto a esperar y sólo dará su bolsillo a torcer, ¿10, 8, 6?, cuando el 30 de agosto esté muy, muy a la vista.

Todo esto sucede mientras Emana se reincorporó ayer a los entrenamientos, tras haber faltado a la sesión verpertina del día anterior. Una leve gastroenteritis, según informó Tomás Calero, médico del club, fue la culpable de la ausencia del mediocampista. Con todo, Emana no tendrá problemas, acorde a las declaraciones del galeno, de disputar el Trofeo Colombino. En la enfermería no hay más novedad reseñable, excepto las dudas de Sergio García, hoy se verá la evolución de su contractura, y Casto, aquejado de un leve esguince que no le impide entrenar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios