La salvación, más cerca

  • El Sevilla Atlético, guiado por Menudo y Álex Rubio, se impone al Villanovense y supera los 40 puntos

El Sevilla Atlético dio un paso muy importante en el objetivo de conseguir la permanencia al ganar en casa al Villanovense, acabando así con la racha negativa de cuatro derrotas y un empate. Los franjirrojos demostraron que tienen más argumentos que su rival y se llevaron tres puntos de oro para alejarse del peligro y encarar el derbi ante el Betis B con una sonrisa.

El filial saltó al campo con mucha tensión, consciente de lo mucho que se estaba jugando. Con un fútbol de toque empezó a hacerle daño a su oponente, gracias a la gran labor de Menudo y Álex Rubio, que fueron dos de los hombre más destacados de su equipo. Así, en el minuto 21, Javi Muñoz se lució al desviar a córner un zapatazo del pequeño y habilidoso atacante sevillista que se colaba por la escuadra. Finalmente, el ímpetu de los franjirrojos dio su fruto al filo de la media hora, cuando Rabello dio un gran pase a Juanfran para que éste, en el mano a mano, batiera al cancerbero visitante, con pasado nervionense.

Con el marcador a favor, los pupilos de Tejada supieron manejar el esférico para no pasar apuros ante un rival que sólo creó peligro en las botas de Óscar, su mejor hombre, por lo que llegó al descanso con ventaja por la mínima para los anfitriones. Tras el paso por la caseta, el Sevilla Atlético estuvo muy cerca de encarrilar el choque con el 2-0, pero el zurdazo de Juanan, tras una gran jugada individual, en el minuto 53, se estrelló en el poste izquierdo de la portería extremeña. Fue el primer aviso de un cuadro blanquirrojo que tuvo otra clarísima oportunidad, en el 73, para haber hecho el segundo, pero el disparo de Álex Rubio, tras otro sensacional pase de Rabello, lo desvió a saque de esquina Javi Muñoz, con otra buena intervención.

Dos minutos después llegó ocasión más clara del Villanovense para haber igualado el choque, sacándose de la chistera Jorge Pina un lanzamiento que obligó a Julián a realizar una gran estirada para mandar a córner el balón. Parecía, en ese momento, que el Villanovense iba a espabilar, pero todo quedó en un espejismo, pues fue el cuadro sevillista el que siguió atacando hasta que, en el 81, Menudo cazó un balón, tras un disparo de Álex Rubio que Javi Muñoz no atrapó, para hacer el definitivo 2-0. Ahí murió un encuentro en el que lo más negativo para los locales fue la expulsión de Salva, que se perderá el derbi del próximo fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios