Turf l Temporada de Invierno en el Gran Hipódromo Javier Piñar Hafner

Muy sencillo para 'Lorgan'

  • El de Miranda se impuso en el Diputación de Sevilla, un cómodo triunfo facilitado por la ausencia final de 'Hemingway' y por la baja forma de "Lisselan Gardens'

Comentarios 0

La mañana del 6 de enero no es el momento más apropiado para celebrar una jornada de carreras, y menos aún la primera de un nuevo ejercicio turfístico, porque sólo los aficionados más acérrimos sacrifican los compromisos familiares para acudir al hipódromo, aunque ninguna culpa tiene de ello la organización de la temporada invernal en el Javier Piñar Hafner, que ha de ajustarse a las exigencias del calendario y a la que las fechas navideñas, más que beneficiar, perjudican considerablemente.

Como si los caballos se vieran afectados del frío ambiente reinante en el recinto hípico de Dos Hermanas, pocos detalles positivos pudieron rescatarse de la sexta jornada nazarena, en la que la preparación de Mauri Delcher Sánchez, líder de la estadística nacional de entrenadores en 2007, triunfó, apoyado en sendas montas de Borja Fayos, en las dos carreras más atractivas del día, con Lorgan e Irazu, dos purasangres que habrá que tener en cuenta de ahora en adelante.

Lorgan no sudó demasiado para regalarse los 10.000 euros reservados al ganador de la carrera principal de la jornadal, el Gran Premio Diputación Provincial de Sevilla, desdibujado desde el instante en el que se conoció la baja de uno de los favoritos en los pronósticos, Hemingway, cuyos responsables prefirieron darle descanso al estimar que no estaba plenamente recuperado de la prueba que ganó el domingo anterior, y que perdió aún más entidad por el bajo rendimiento ofrecido por el resto de ejemplares interesantes que concurrían. Lisselan Gardens galopó en punta, pero se presentó sin frescura en los metros finales, en los que Motarassed -definitivamente, es caballo de 1.200 metros-, Bienvenida y Trafalgar House ya estaban descolgados. Sí respondió Pieter Brueghel, un nueve años británico que ha venido a jubilarse a España y que, aunque sus mejores tiempos ya pasaron, puede ser rentable. Ayer ya acabó segundo, siendo el único que inquietó en cierta medida a Lorgan, que demostró moverse bien en terrenos pesados.

No mucho más difícil fue el triunfo de Irazu en la milla para los tres años del Premio L. S. Arquitectos, en el que el potro de Alberto Abajo galopó por el exterior para imponer su punta de velocidad en el tramo final. Paco Jiménez llevó a Our Chairman, ya ganador en la pista, en la cola del grupo, pues 1.600 metros son quizá demasiados para él, por lo que cedió unos cuerpos que a la postre fueron irrecuperables pese a su buen remate.

La jornada arrancó con una inesperada gemela de la Yeguada Cortiñal en el Premio Cajasol. Todo hacía indicar que High Iker se estrenaría como ganador en los 1.800 metros reservados a tres años nacionales, pero el de la cuadra Galicia no entró en ningún momento en una carrera en la que, sorprendió el debutante Suntuoso, el más verde de un lote todavía inmaduro pero que, en cambio, se hizo con el triunfo por delante de su compañero de colores Nadal, al que José Luis Martínez casi nada exigió.

En la primera manga del hándicap dividido (2.100 metros), el imprevisible Krilim ofreció su mejor versión para vencer sin apuros. Valinor y Flow Boy, de los que se esperaba más, estuvieron desaparecidos, mientras que Dolor de Alma se vino abajo en la recta pese a haber impuesto un buen paso.

En la segunda parte, la yegua Flying Dove se estrenó como ganadora al pasearse ante un lote muy modesto. A la cuatro años de Mazantinni la montó José Luis Martínez, quien deberá pasar dos semanas sin competir después de la sanción que le fue impuesta por los comisarios tras su monta peligrosa a Buxo en el Gran Premio Excelentísimo Ayuntamiento de Dos Hermanas, en la que fue distanciado del primer al último lugar al no mantener la línea recta en su remate.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios