El sistema, en el aire

  • Paco Chaparro ensayará a partir de hoy con tres centrales para ver si el equipo asimila bien esa posible variante defensiva · Babic se lesionó ayer y Mark González o Melli podrían cerrar atrás en la izquierda

Paco Chaparro, quien dijo tras el partido frente al Elche que tenía decidido el equipo que alineará el domingo frente al Sevilla, va a probar aún alguna variante antes de que su equipo salte al césped de Nervión. Tras el de ayer, le restan dos entrenamientos para ello y quiere ver cómo respondería el Betis con una zaga compuesta por tres centrales, variante defensiva que ya utilizara en los estertores de los partidos ante el Villarreal y el Valladolid, principalmente en el primero de ellos.

La mala noticia es que Babic, quien siempre ha jugado en la banda izquierda bajo estas premisas tácticas, se lesionó al poco de comenzado el entrenamiento de ayer. El croata sufre una contractura en el bíceps femoral y es baja segura para el derbi, de ahí que las opciones se reduzcan exclusivamente a Mark González, quien ya frente al Elche jugó unos minutos por detrás del joven Toni.

Chaparro, ante la baja de Capi, lleva tiempo barajando la posibilidad de formar atrás con Melli, Juanito y Rivas y poblar el centro del campo con dos hombres que escolten a Arzu y Rivera, pero quiere probarlo antes en los entrenamientos y en caso de no quedar satisfecho, utilizaría su esquema habitual con cuatro hombres atrás.

Si el técnico de Triana se decidiese por no alterar el dibujo después de las probaturas de este fin de semana, el lateral izquierdo sería con casi toda probabilidad para Melli, quien jugaría cambiado de pierna, como ya hiciese en un par de ocasiones con Lorenzo Serra en el banquillo. El joven Toni, quien debutó en el partido copero del miércoles, se antoja una baza improbable para un partido de tanta trascendencia como un derbi, máxime cuando podría acusar sobremanera el ritmo de la Primera División.

Con ese sistema de juego, el equipo podría ser el formado por Ricardo; Damià, Juanito, Rivas, Melli; Sobis, Arzu, Rivera, Mark González; Edu; y Xisco.

Con idéntico once, de ahí que Chaparro apenas tenga dudas en cuanto a los hombres que utilizará, podría poner en práctica el 3-4-3 que presumiblemente ensayará en los días que restan hasta el partido. En ese caso, formarían de la siguiente forma: Ricardo; Melli, Juanito, Rivas; Damià, Arzu, Rivera, Mark González; Sobis, Xisco y Edu. Sería este último, por su calidad y polivalencia, quien más variase su posición, ya que pasaría de jugar como enlace entre los centrocampistas y Xisco en el 4-4-1-1 de la primera opción a actuar en la banda izquierda hostigando a Daniel en la segunda de las posibilidades.

Aunque caben variantes, sobre todo por algún hombre que pudiese entrar en el equipo titular, como Fernando, Pavone e incluso Caffa, éstas son las principales cartas que puede jugar el técnico de Triana, muy falto de efectivos para un partido tan trascendente. José Mari es otra opción y regresar a Nervión con la camiseta del Betis despertaría no sólo morbo sino presión para él de la grada. Por eso Chaparro, quien tanto mima el aspecto psicológico, anda valorando si darle la punta del ataque o apostar por Xisco y dejar al futbolista de La Oliva como posible solución para la segunda mitad, sobre todo si al Betis le va bien el resultado y ha de apostar por el contraataque.

La variante última sería la vuelta a los tres centrocampistas incluyendo al canterano Juande, pero éste acaba de salir de una lesión y está sin ritmo suficiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios