"Ya sólo nos quedan finales"

  • Bueno asume la díficil situación cajista

De nada sirve pensar en el pasado cuando el futuro que se atisba en el horizonte no es nada fácil. Eso, al menos, es lo que piensa el capitán cajista, Antonio Bueno, que aboga por pasar página tras la derrota del domingo pasado para preparar desde hoy el choque del viernes con el Tau (21.00), "un partido que puede marcar al Cajasol esta temporada".

"El de Granada fue un palo muy duro, sobre todo porque tuvimos, al contrario que otras veces, la oportunidad de ganar en nuestras manos, forzando la prórroga cuando parecía que todo estaba perdido, porque hicimos un segundo cuarto nefasto. Eso nos tiene que hacer pensar, ya que no se pueden tirar los partidos en 10 minutos, menos aún cuando estamos en un momento tan delicado", explicó el pívot, que añadió: "Eso ya es pasado y hay que olvidarlo. A partir de ahora ya sólo nos quedan finales si queremos salir de esta situación, y como tales debemos afrontar cada cita".

A nadie se le escapa el difícil calendario que el Cajasol tiene ahora por delante, pero, más allá del miedo que pueden dar los rivales, Bueno confía en la reacción del cuadro cajista. "Es el momento de apretar los dientes y demostrar la verdadera medida de este conjunto. No sé si nos crecemos frente a los grandes, pero salimos más concentrados, aunque siempre que hemos jugado frente a uno de los gallitos lo hemos hecho en casa y, quizá, por ello, salimos más motivados", señaló el madrileño, quien reconoce la doble cara del equipo esta campaña: "Fuera de casa lo estamos pasando mal, porque no encontramos el ritmo de juego. Con todo, poco a poco estamos mejorando a domicilio, se ve algo más con respecto a las primeras jornadas, pero eso, sin resultados, no sirve de nada, y tenemos que empezar a sumar ya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios