sevilla | real madrid · el otro partido

2-6, el 'statu quo' de una Liga rota

  • La resignación con que el sevillismo vivió una nueva humillación ante el Madrid no es sino el reflejo de la realidad: se han perdido las condiciones de igualdad en España y no se sabe cuándo volverán, si vuelven

Comentarios 2

A la hora de juego, el Sevilla había lanzado 20 centros el área, el Real Madrid, sólo cinco: el marcador señalaba 0-4. Aún llegaría tres o cuatro veces más a la portería el equipo que ayer vestía de rojo y marcaría dos goles más. La precisión hay que pagarla en un fútbol cada vez más profesionalizado, más estudiado, más ajustado en los movimientos, las estrategias... Y el que tiene más dinero se lleva a los jugadores más precisos, más fuertes, más técnicos. Es la realidad de un deporte que ha convertido a los futbolistas en los nuevos héroes de una sociedad con pocas referencias morales en las que reflejarse. Sólo vale el citius, altius, fortius, la antigua versión grecorromana del nuevo tanto tienes tanto vales en versión futbolera. El escaso margen para el romanticismo acaeció en aquel milagroso empate del Camp Nou. Es la realidad de la Liga española, rota por la avaricia de unos pocos.

Mourinho y su equipo de superatletas, citius, altius, fortius, se aprovecha de ello. La grada del Ramón Sánchez-Pizjuán, otrora inhóspita para el Real Madrid, se ha acostumbrado a presenciar impotente humillaciones como la de ayer. Por segundo año consecutivo presenció un 2-6 que comenzó a barruntar cuando vio cómo en el primer yerro de su equipo, la mala anticipación de Medel ante Di María, el Real Madrid se ponía por delante en el marcador. Acto seguido, un segundo yerro, el de Manu del Moral ante un Casillas que volvió a exhibirse, aliándose también con el poste, dibujó el esbozo de un guión cruel que se repite de nuevo. Es el statu quo de un campeonato en el que los dos primeros, Barcelona y Real Madrid, se llevan el 45% del reparto televisivo, el 22,6%, 142 millones de euros, para cada uno. El Sevilla se conforma con 27 millones de euros, el 4,2%. Dicho en el román paladino de Del Nido: la Liga es una porquería.

Lo que está viviendo el sevillismo frente al Madrid no tiene precedentes. Los de Chamartín se han llevado triunfos de Nervión, pero también han salido goleados. No existía la actual homogeneidad. El porcentaje de Mourinho frente al Sevilla es aterrador: 100% de victorias, cinco de cinco en poco más de un año. El portugués dirige con precisión el equipo más potente físicamente del mundo, el segundo más preciso en cuanto a técnica futbolística. El primero es el Barcelona.

El Sevilla, con una economía de guerra, presentó superávit de 424.605 euros, pese a perder 30 millones de euros por caer en la Champions ante el Braga. Y fichó a futbolistas como Medel, Rakitic, Trochowski, Manu del Moral... Un perfil medio, aseado y digno para la economía sevillista. Ninguno de ellos pudo en los balones divididos con los mirmidones de Mourinho, un Aquiles para los troyanos de Nervión. El Madrid es mucho más alto, más fuerte, más veloz,... ¿Hasta cuándo seguirá siéndolo? El Sevilla jamás había recibido seis goles en su casa. Dos años ya...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios