El sueño roto de Queralt

  • Un accidente deja a la joven española sin una final en la que aspiraba a medalla

La española Queralt Castellet no pudo disputar a causa de un accidente la final de la prueba de halfpipe de snowboard femenino de los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver 2010, para la que estaba clasificada tras acabar tercera en la ronda clasificatoria, disputada en dos mangas por treinta riders.

Castellet fue trasladada a un hospital de Vancouver, tras sufrir un accidente mientras se ejercitaba en Cypress Mountain, escenario de la competición. La española se golpeó la cabeza y estuvo durante unos instantes inconsciente, por lo que fue evuacuada, ya consciente, al hospital de campaña situado en el área de competición.

Pero, finalmente, tras una primer examen en Cyress Mountain, Queralt Castellet fue trasladada, por precaución, al Vancouver General Hospital, por lo que se perdió la final, que se disputaba a las seis de la tarde (las tres de la mañana, en horario español) y en la que optaba claramente a medalla.

Castellet, la principal baza española para lograr una medalla en Vancouver 2010, logró 44,3 puntos en la prueba, que se disputa en el medio tubo de Cypress Mountain.

Sólo fue superada por la australiana Torah Bright (45,8), quinta en Turín 2006, y la estadounidense Kelly Clark (45,4), campeona olímpica en Salt Lake City 2002.

En la prueba masculina, en la madrugada de ayer, hora española, se colgó el oro en la misma especialidad todo un fenómeno, Shaun White, apodado el Tomate Volador. El finlandés Peetu Piiroinen se llevó la medalla de plata, y otro estadounidense, Scott Lago, el bronce. Lo de estos chicos no es normal.

En esquí alpino, la alemana Maria Riesch ganó el oro en la supercombinada, prueba en la que la favorita, la estadounidense Lindsey Vonn, no pudo acabar el eslalon tras haber sido la mejor en el descenso. De este modo, ya no podrá acabar los Juegos con cinco medallas de oro, como era su objetivo. Riesch se impuso en la supercombinada por delante de la estadounidense Julia Mancuso, que firmó su segunda plata (fue también segunda en el descenso), y de la sueca Anja Paerson, ganadora de su sexta medalla olímpica, con lo que iguala a la croata Kostelic, y que fue también bronce hace cuatro años en la supercombinada de Turín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios