Más tarea para Torrecilla

  • El final de Segunda incorpora a cinco jugadores más en la plantilla, de los que en principio sólo cuentan Álex Martínez y Álex Alegría Tensa espera por Jonas Martin y Musonda

A falta de un mes para el inicio de la pretemporada en verdiblanco, Miguel Torrecilla continúa trabajando a destajo. No sólo los fichajes, en los que tiene numerosos frentes abiertos, ocupan al director deportivo, que está encontrando en las salidas una dificultad añadida a su labor, a la que ahora se suman los regresos de los cedidos que han finalizado el campeonato de Segunda. Las situaciones de Dani Pacheco, Lolo Reyes, Caro, Álex Martínez y Álex Alegría se suman así a la amplia tarea de Torrecilla, que se mantiene a la espera de la respuesta final de Jonas Martin y Musonda, dos de los nombres marcados en rojo en su agenda.

La situación de los descartes continúa enquistada. Ha llegado interés de algunos equipos, pero los altos emolumentos de muchos de ellos -Digard, Van der Vaart, Westermann, Vargas...- complican las operaciones y suponen un freno en la planificación. Con los cedidos que regresan, el panorama no parece tan enrevesado, aunque Torrecilla aplazó las conversaciones con todos ellos hasta que finalizasen la temporada, al no querer inmiscuirse en la marcha de sus respectivos conjuntos. Eso sí, en principio únicamente Álex Martínez y Álex Alegría entrarían en los planes de los técnicos para la pretemporada, donde deberían ganarse un sitio en la plantilla.

Con los otros tres, las soluciones serían distintas. Si Caro apunta a un nuevo préstamo en Segunda -el Elche ya ha mostrado su predisposición a renovar el vínculo-, con el chileno Reyes el club se sentará para negociar su salida, al quedarle un año de contrato. Mientras tanto, Dani Pacheco finaliza su vinculación con el Betis en 2018, por lo que también se buscará una fórmula que permita liberar una ficha importante, aunque se confía en su buena temporada, culminada con el ascenso del Alavés, para consensuar un destino.

Todos estos asuntos serán abordados por Torrecilla durante la semana, en la que también se espera un nuevo cara a cara con el entrenador, Gustavo Poyet. El charrúa tiene previsto llegar hoy a la capital andaluza y, aunque en la distancia ha permanecido en contacto con el director deportivo, aprovechará la estancia para mantener otra reunión, a la que ya se sumará también el preparador físico, Marcos Álvarez. En la misma se pondrán sobre la mesa el estado de las operaciones abiertas por Torrecilla, entre las que se encuentran las de Jonas Martin y Musonda.

Con el francés, el Betis tiene un acuerdo ultimado desde hace semanas, pero el Montpellier no ha cedido en sus pretensiones, lo que ha provocado que nuevos equipos como el Girondins se hayan sumado a la puja. Los verdiblancos, por su parte, no están dispuestos a participar en subasta alguna, de ahí que pretenden dejar zanjado este asunto en cuestión de días o pasarán al siguiente de la lista.

En el caso de Musonda ocurre algo parecido. El Chelsea maneja sus tiempos, pero en el cuadro verdiblanco tampoco quieren esperar demasiado por el belga, por el que la pasada semana se hizo una última propuesta que se acercaba a las pretensiones del equipo inglés, que no sólo quiere un pago por la cesión sino también incluir algunas cláusulas de rendimiento. El Betis cuenta con la palabra de Musonda, al que le gustaría regresar a Heliópolis, pero también está sondeando otras alternativas, como la del valenciano Carles Gil o el argentino Cerutti. "Tiene nivel suficiente para jugar en Europa, aunque más en la banda que como delantero", afirmó ayer Marcos Álvarez sobre el argentino, a quien ha tenido a sus órdenes en San Lorenzo.

Más costoso aparece el asunto del delantero, donde el Betis aguarda a su momento en el mercado. Uno de los nombres que gusta a los técnicos es el del también argentino Jonathan Calleri, que ahora milita en el Sao Paulo pero cuyos derechos pertenecen a un fondo de inversión. "Lo ha hecho muy bien en la Libertadores y si viene a Europa será a un precio bastante alto", expuso el preparador físico bético, que advirtió de la dificultad de ese refuerzo para el ataque, una constante en los nombres que han sido sondeados, desde Diaby a Borja Bastón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios