Un tanto teledirigido

  • Plaza empata con un gol en el saque de centro

Hubo una jugada clave en el partido: el Diablos Rojos acababa de volver a adelantarse en el marcador. El 2-1en el marcador daba la tranquilidad a las filas locales, puesto que el Soleá ya había dado muestras de mérito al soportar con entereza la avalancha roja.

En tanto que los jugadores del Diablos Rojos celebraban el gol que les daba momentáneamente el triunfo, su jovencísimo portero suplente, Vilches, aprovechaba el compás de espera para consultar con el masajista unas leves molestias. El jugador de el Soleá Plaza, en el lance del saque de centro, divisó a Vilches fuera de sitio y teledirigió el balón a la portería local. Gol que valió una igualada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios