La tensa espera del vestuario

  • Los jugadores manifiestan su inquietud ante la falta de un referente en el club para tratar sus futuros. Sólo Adán se posiciona claramente de cara a seguir la próxima temporada.

Comentarios 3

Entre los problemas institucionales y las decisiones judiciales, los movimientos en el Betis se vienen produciendo a cámara lenta, sobre todo en el aspecto deportivo, una situación que ha provocado la preocupación en el vestuario, que carece de un referente al que dirigirse para tratar sus futuros. Desde el club verdiblanco, mientras tanto, se mantiene la tranquilidad, a la espera de que finalice la temporada el próximo domingo, aunque incluso esta semana podría haber alguna novedad en referencia al nuevo director deportivo.

Con la rebaja salarial que aparece en la mayor parte de los contratos de los jugadores para jugar en Segunda, muchos de éstos pretenden conocer qué proyecto tendrá el club de cara a la próxima temporada, a la vez que algunos cuentan con ofertas de otros equipos y quieren conocer las intenciones de la entidad con respecto a sus futuros.

Únicamente el meta Adán, uno de los últimos en incorporarse pero que ha ganado peso en el equipo con sus actuaciones, se ha manifestado claramente sobre su deseo de continuar en Heliópolis, en consonancia con la ampliación de su contrato que firmó hace unas semanas. "Hoy se apagan las luces del Villamarín hasta el próximo año. Allí estaremos para devolver este estadio donde merece", colocó el propio Adán en su cuenta de twitter cuando abandonaba el domingo el estadio verdiblanco, después de ser uno de los jugadores que sí recibieron el aplauso de la grada.

"El club está un poco perdido y no sabemos quién va a seguir y quién no. El Betis está desorientado en la parcela deportiva y no sabemos con quién hablar. Se necesita ya un director deportivo", comentó Juanfran nada más acabar el encuentro ante el Valladolid, apuntando esa inquietud existente en buena parte del vestuario bético.

"Es posible que me quede si tengo una propuesta buena del club, pero no estoy diciendo que me vaya a quedar al 100%. Tiene que llegar un nuevo director deportivo y hablaremos de mi situación. Si me quedo es porque el acuerdo es satisfactorio para todos y también para mi familia", señaló Damien Perquis en una entrevista en Francia, donde también reconoció que ha tenido algunos contactos: "Vienen a verte equipos en estos últimos partidos para saber cómo estás, hay agentes que llaman, pero todavía nada concreto".

Otros jugadores como Verdú también tienen previsto tratar su situación nada más que finalice el campeonato, aunque el futuro del catalán, con una altísima ficha y tras una paupérrima temporada, parece lejos de Heliópolis. Igual de complicada parece la continuidad de Rubén Castro, aunque su futuro también tendrá que ser decidido por el nuevo director deportivo e incluso con el entrenador de la próxima temporada, que difícilmente será Gabriel Humberto Calderón, que ya deslizó el domingo su más que posible adiós.

Con este panorama, el vestuario vive con preocupación los últimos días de la temporada, a la espera de conocer sus respectivos futuros. Eso sí, en el club tienen claro que sólo quieren a jugadores comprometidos como Adán para abordar el regreso a Primera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios