"No me tomo lo que resta como un examen final"

  • José Mari asegura que le restan dos años de contrato y que su futuro está en manos del Betis

Comentarios 1

José Mari, con su natural tono monocorde al hablar, pareció ayer no dar importancia a su titularidad ni a su buen partido en el Manzanares, al tiempo que tampoco mostró excesiva ilusión por el futuro que se le avecina en los cinco partidos que restan. El sevillano, como siempre, ni se inmuta. "Me gustaría ser titular ante mi ex equipo, claro, porque jugamos contra mi ex equipo, aunque esa decisión es del entrenador", apunta.

A José Mari no le importó que su titularidad viniese marcada por las bajas ni cree que sea una recompensa de Chaparro, quien alabó su entrega: "Volvía al equipo después de mucho tiempo, lo que fue ya una alegría, y después salió todo bien, doble alegría. Desde el principio de la semana, sabía que cabía la posibilidad de jugar por las numerosas bajas. Al míster se lo agradezco en parte. Pero tampoco me sorprende, porque no he parado de trabajar, he tenido mis problemas, pero doy el máximo en cada entrenamiento y me voy a casa con la conciencia tranquila. No creo que sea un tema de recompensa, porque el entrenador decide en cada momento quién debe jugar".

"A nivel personal, prefiero que salgan bien las cosas, pero vengo trabajando desde el inicio de la temporada como ahora, siempre con la misma ilusión y entusiasmo. Sigo con los problemas físicos, que arrastro de mucho tiempo atrás, y eso me limita, aunque al menos me permite jugar", se felicita el de La Oliva, que no cree que su futuro en el Betis pueda estar marcado por este sprint final de la Liga: "No considero que estos cinco partidos sean un examen de septiembre para mí. Llegará el final de temporada y daré el mejor rendimiento que tenga, pero no me lo tomo como un examen final. El Betis decidirá después. Me quedan dos años más de contrato y me apetece cumplirlos, aunque no se saben las circunstancias que se van a dar".

José Mari admite, eso sí, los problemas habidos. "Uno entra en un estado de desánimo, pero no es la primera vez que estoy en una situación así. Llevo unos años en el fútbol y sé como funcionan las cosas. He superado mis problemas personales. Todo influye, los jugadores son también personas y atraviesan momentos malos y buenos", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios