Un torbellino llamado Nadal

  • El balear barre a Mónaco, Feliciano remonta y Murray supera a Almagro Suárez se queda sola en féminas

El regreso de Rafael Nadal al Masters 1.000 de Madrid, tras ganar el título el pasado año por tercera vez, acabó en torbellino con una victoria contundente ante el argentino Juan Mónaco, por 6-1 y 6-0 en 68 minutos, y el pase a los octavos, donde también estarán el checo Tomas Berdych, y en el cuadro femenino la estadounidense Serena Williams.

No fue el mejor partido de Nadal, pero sí sirvió para probarse ante su amigo Mónaco. Y de un comienzo dubitativo y con errores, el zurdo pasó a un final arrollador lleno de esperanzas para recuperar el gran juego que necesita para ganar por cuarta vez y apuntarse su 27 Masters 1.000.

El argentino aceptó con humor la paliza que le endosó su mejor amigo en el circuito. "Espero que me cobre en pesos la clase", dijo en las redes sociales. Con la décima victoria en tierra en esta temporada, Rafa avanzó a octavos, en los que se encontrará con el finlandés Nieminen, que derrotó al holandés Sijsling por 6-3 y 6-2.

Nadal ha ganado al veterano de 32 años Nieminen las siete veces que se han enfrentado y sólo ha cedido un set de los 18 que han disputado, en Barcelona en 2006. Con la de ayer, el español suma ya 684 victorias en su carrera, superando a Arthur Ashe. Debe rebasar las 713 de Boris Becker para entrar en el grupo de los 10 que más triunfos han logrado.

Acompañará a Nadal en octavos Feliciano López, que hizo vibrar al público con una remontada ante el ruso Youznhy (3-6, 6-3 y 6-4) que le lleva a esa ronda contra el austriaco Dominic Thiem, verdugo la noche antes del suizo Wawrinka.

Berdych tuvo un tránsito apacible desde el nivel del mar de Oeiras (Portugal), donde el domingo cayó en la final ante Berlocq, a la altitud de Madrid, para vencer al sudafricano Anderson por 6-1 y 6-4. El checo se medirá con el búlgaro Dimitrov, quien destrozó una raqueta antes de encontrar la forma de superar al rumano Copil, por 4-6, 6-3 y 7-6 (7).

Un total de 23 saques directos necesitó el estadounidense Isner para apartar al australiano Matosevic: 7-6 (9), 6-7 (5) y 7-5. Isner será el rival de David Ferrer.

Nicolás Almagro puso entre las cuerdas a Andy Murray, pero el escocés se recompuso en la tercera manga para llevarse el encuentro por 6-1, 1-6 y 6-4. Además, el francés Tsonga fue apeado por el colombiano Giraldo con cierta facilidad (6-4 y 6-3) y el croata Cilic sigue adelante al derrotar al galo Mathieu por 6-4, 1-6 y 6-2.

En el cuadro femenino, Serena Williams siguió con su ritmo de apisonadora y con una victoria ante la china Peng (6-2 y 6-3) se mantiene inabordable.

La española Carla Suárez será la próxima rival de la número uno del mundo. La canaria, única española que queda en el cuadro tras la derrota de Lara Arruabarrena ante la rumana Simona Halep (6-4 y 6-4), jugó con menos nervios que en su debut, y venció a la estadounidense Alison Riske por 6-2 y 6-4.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios