¡Qué trabajito! (1-0)

  • España se estrena en la Eurocopa doblegando a la República Checa con un gol muy al final de Piqué después de haber arrinconado a su rival todo el partido

Comentarios 5

Suspiro hondo del aficionado español. España debutó en Toulouse con un sufrido triunfo y no porque la República Checa pusiera en la menor dificultad a la campeona de Europa sino porque costó dios y ayuda perforar la portería de Cech, responsable máximo del aguante checo junto a la ausencia de un 9 acorde al nivel de la selección. Piqué, el discutidísimo Piqué, remató perfecto un envío magistral de Iniesta que permitió a España estrenarse en la Eurocopa de Francia con victoria para amortiguar el triunfo de Croacia ante Turquía, próximo rival español este viernes.

El asedio, constante, terrible y asfixiante, de España no obtuvo premio hasta el minuto 87, cuando el empate a cero era gloria para los checos y dudas para un equipo demasiado pendiente en los últimos días de factores externos. Muy por debajo del nivel de épocas recientes, la República Checa se encerró y apenas se acercó a De Gea, quien sin embargo evitó el empate en el minuto 92 igual que Cesc, en su única acción de mérito, había evitado el gol checo despejando cuando Kaderabek la empujaba.

Con De Gea, como se esperaba, titular, y Morata como referencia arriba, España frenó muy rápido la salida checa, que intentaba presionar arriba, y comenzó un monólogo tremendo que, cosas del fútbol, no daba premio. Cierto que España, fiel a su juego de toque y de una elaboración que, por excesiva, busca no ceder la posesión, no encontró puerta con facilidad.

De hecho, la ocasión más clara la generó el central Hubnik al desviar al palo nada más comenzar el segundo acto. Antes, Cech había atrapado un tiro a bocajarro de Morata al cuarto de hora, un gol en orsay (y con mano previa de Busquets) del propio delantero de la Juventus, un gol del manual de Jordi Alba en el 40 y una asistencia magnífica de Juanfran a Silva en el 41. De los checos, ni rastro hasta que el gigante Necid consiguió darse la vuelta para comprobar que De Gea estaba metido en el partido.

Del Bosque no tardó demasiado en apostar por Aduriz buscando lo que faltaba, remate, y aunque el delantero del Athletic se asocia mucho menos y con mucha menos calidad que Morata, lo cierto es que el cerrojazo checo invitaba a buscar también la opción del centro. Eso permitió que Iniesta, Silva y luego Thiago tuvieran tiempo y huecos de pase para combinar entre sí y con los laterales-extremos de la selección.

Los barullos en área checa y las ocasiones de gol se sucedían entre la doble barrera checa. Aduriz estuvo a punto de pescar un par de centros, Limbersky le robó la cartera a Thiago cuando ya se aprestaba a fusilar a Cech y la sensación de España de tener que remontar en lugar de ir 0-0 dejaba a las claras que lo intentaría hasta el final y que el punto era absolutamente insuficiente y por completo decepcionante.

El gol de Piqué, en un centro soberbio de Iniesta, hizo una justicia corta pero justicia al cabo. España empezó ganando y es lo que cuenta. Un asedio de semejante magnitud no podía acabar de otra forma pero, ¡qué trabajito!

Ficha técnica:

1 - España: De Gea; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc (Thiago, m.70), Iniesta; Silva, Nolito (Pedro, m.82) y Morata (Aduriz, m.62).

0 - República Checa: Cech; Kaderebaek, Sivok, Hubnik, Limbersky; Theo Gebre Selassie (Sural, m.84), Plasil, Darida, Krejci, Rosicky; y Necid (Lafata, m.75).

Goles: 1-0, m.87: Piqué.

Arbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Limbersky (61) por la República Checa.

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo D, disputado en el estadio de Toulouse. Lleno, con la presencia de 33.000 aficionados en sus gradas, unos 8.000 españoles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios