El tridente de los Thunder resuelve en Los Ángeles

Los Thunder dieron un golpe sobre la mesa en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA de la mano de Kevin Durant y Serge Ibaka y batieron por 112-118 a los Clippers a domicilio. Oklahoma recuperó la ventaja de campo al adueñarse del Staples Center gracias a sus dos figuras y dejó la serie 2-1 a su favor.

Durant brilló con 36 puntos y ocho rebotes y dio fe de su enorme calidad en el primer partido disputado después de haber recibido el premio al mejor jugador del año. Estuvo acompañado por las destacadas actuaciones de Ibaka, con 20 puntos, y Russell Westbrook, quien registró 23 tantos y 13 asistencias.

Los Clippers, que cuentan con nuevo director ejecutivo interino (Dick Parsons), nombrado por la NBA tras el escándalo racista de Donald Sterling, ahora tendrán que volver a ganar fuera para poder soñar con clasificarse. Blake Griffin terminó el partido con 34 puntos, ocho rebotes y una hemorragia en la nariz, producto de un golpe desafortunado de Ibaka. Chris Paul firmó un choque más que elogiable con 21 puntos y 16 asistencias para un equipo que padeció la falta de rotación.

En el otro encuentro de la jornada, los Pacers vapulearon por 85-63 a unos desastrosos Wizards y también lideran su serie por 2-1 en las semifinales del Este. El equipo de Frank Vogel volvió a exponer su supremacía defensiva y logró que Washington finalizara con menos del 33% de efectividad en tiros de campo y confirmara el peor registro anotador de la historia de la franquicia.

"Posiblemente fue el peor partido de la segunda fase. Pero este es nuestro estilo de baloncesto", afirmó Paul George, quien concluyó con 23 puntos y ocho rebotes. Roy Hibbert aportó 14 tantos y Luis Scola registró 11. En los Wizards, Bradley Beal convirtió 16 puntos aunque encestó sólo seis tiros de 19 intentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios