Los triples y Carroll tumban al Khimki

  • Con el triunfo, el Madrid logra un sufrido pase a los cuartos de final, en los que se verá con el Fenerbahçe

El Real Madrid tuvo que tirar de orgullo, de acierto en el triple en el primer cuarto y de defensa en los últimos veinte minutos para derrotar por 83-70 a un combativo Khimki y clasificarse para los cuartos de final de la Euroliga, en los que se enfrentará al Fenerbahçe con el factor pista en contra.

Sabedor de que con la victoria del Barcelona el Real Madrid volvía a depender de sí mismo para clasificarse para los cuartos de final, el equipo salió dispuesto a luchar por su destino desde el primer momento. El ambiente en las gradas también ayudó a que un ritmo trepidante se instalara en el partido, y más después de que Llull clavara dos triples consecutivos casi de inicio. Fue la clave del primer cuarto, el acierto en el triple. El Madrid consiguió 8/10 en los primeros diez minutos.

Con las defensas claramente superadas por los ataques, el Madrid comenzó a evidenciar que tenía un problema con Rice, al que no había manera de frenar. Tras el 33-28 del primer cuarto, la salida en tromba del Real Madrid, que pareció querer jugar con algo más de defensa, le dio la máxima ventaja hasta esos momentos (39-28). Once puntos que rápidamente se perdieron porque Rice siguió siendo una pesadilla y se sumó al festival de triples, contestados por un Carroll que sostuvo a su a su equipo, que alcanzó los vestuarios con 54-49.

El Madrid demostró hambre, ganas e intención, aunque sus lapsus en defensa y sus momentos de debilidad en ataque le pasaron factura en algunas ocasiones. Rice, sobrecargado de minutos, estuvo poco fresco y perdió el poderío anotador y la chispa que exhibió en el primer tiempo. El trabajo defensivo del Madrid comenzó a dar sus frutos y con un triple de Llull parecía romperse el encuentro (66-52). El Khimki intentó reaccionar, pero el Madrid mantuvo siempre la ventaja para no sufrir y el campeón, pese a los problemas, pasó a cuartos en los que se medirá con el Fenerbahçe turco, campeón en el otro grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios