sevilla f.c.

Se va otro peso pesado

  • Martí se marcha cedido a la Real Sociedad en busca de minutos en una operación que le ahorrará al club en torno a un millón de euros · El balear se despidió deseando que sea "un hasta luego y no un adiós"

Comentarios 3

El mercado de invierno, más que traer refuerzos a la plantilla de Manolo Jiménez, está haciendo todo lo contrario: aligerar equipaje. Si hace unas semanas se concretaba el traspaso de Andreas Hinkel al fútbol escocés, concretamente al Celtic, en el día de ayer se confirmó lo que casi era un secreto a voces durante el viaje del Sevilla a Barcelona. Martí se marcha cedido hasta final de temporada a la Real Sociedad convirtiéndose en uno de los puntales del proyecto deportivo de Iñaki Badiola, el nuevo presidente txuri urdin que se ha propuesto devolver al cuadro guipuzcoano a la Primera División.

Martí, un jugador que ha sido uno de los pilares del mejor Sevilla de todos los tiempos, se marcha después de haber superado los 200 partidos oficiales como nervionense, pero también con el deseo de volver la temporada que viene si las cosas deportivamente han cambiado. El balear, que no tuvo reparos en reconocer que emprende esta aventura al ver que no cuenta apenas para Jiménez, renovó en mayo de 2007 su contrato con el Sevilla, que ahora mismo tiene validez hasta junio de 2010 , fecha en la que el futbolista tendrá 35 años.

Las condiciones económicas de la operación son bastante ventajosas para el Sevilla, que se ahorra alrededor de un millón de euros entre la ficha que percibe Martí y los 300.000 euros en que se ha cerrado el acuerdo de cesión. La negociación incluye también una opción de compra por parte de la Real Sociedad, cuyo coste se sitúa entre 1,5 y los 2 millones, aunque más cerca de la primera cifra.

agradecido

El veterano futbolista que llegó a Nervión en el verano de 2002 procedente del Tenerife, con quien subió a Primera con Rafa Benítez y junto a Torrado, se despidió ayer mismo de sus compañeros en la ciudad deportiva, donde ya no se entrenó y sí protagonizó una rueda de prensa en la que se dirigió a la que ha sido su afición durante cinco temporadas.

"Quisiera dar las gracias en primer lugar al Sevilla por darme la oportunidad de venir aquí, de haber depositado su confianza en mí y por muchas experiencias que me hacen sentirme tremendamente orgulloso de lo que he conseguido aquí y del trato recibido. En especial, agradecer a los compañeros que he tenido y a los aficionados que me han demostrado el máximo cariño", indicó algo emocionado uno de los capitanes de la plantilla sevillista, quien lo primero que hizo fue dejar la puerta abierta. "Espero que esto sea un hasta luego y no un adiós y tenga la posibilidad de volver la temporada que viene otra vez", puntualizó el mallorquín.

Sin embargo, más allá de la opción de compra que se ha incluido en su contrato de cesión, Martí reiteró que no piensa más allá que en serle útil a la Real durante este periodo de tiempo: "Hoy por hoy lo único que pienso es que voy a afrontar este reto y mi ilusión es la de volver a jugar la Champions con el Sevilla. La Real ha apostado muy fuerte por mí y quiero agradecérselo. Espero no tener que tomar otra decisión como la que he tenido que tomar este día, porque ha sido difícil".

Más explícito fue cuando se le preguntó directamente por las razones de su salida -aunque sea temporal- de un club en el que ha pasado muy buenos momentos. Pero está claro que, como todos, lo que quiere es jugar y Martí estaba siendo el menos utilizado de los cinco medios centro de los que disponía Jiménez. "Para conocer los motivos de mi marcha sólo hay que repasar las alineaciones. No suelo participar y uno lo que quiere es jugar. Surge esta posibilidad en la que el club y yo salimos beneficiados y es un proyecto ilusionante por lo que me han explicado. Está claro que desde luego el hecho de no participar como creo que me lo merecía ha motivado que tome esta decisión para por lo menos disfrutar jugando. Los minutos no llegaban, sabía muy bien por qué y he preferido buscarlos en otro lugar".

El centrocampista mantuvo una charla con Jiménez al hilo de su situación y la posibilidad que le brindaba la Real, pero Martí dejó claro que no puede estar reclamando la titularidad a ningún entrenador. "En el fútbol no se piden explicaciones ni cuando juegas ni cuando no. Ahora sólo pienso en que me salgan las cosas bien y en que pueda volver a ésta que es mi casa, donde me han tratado como si fuera familia, donde no he tenido ni una queja. Me lo han ofrecido todo y me voy con un sabor agridulce porque en ningún momento me quería marchar, aunque las circunstancias hacen que te tengas que ir".

los recuerdos

Evidentemente, a Martí le costó despedirse. Igual que casos más o menos recientes, como Pablo Alfaro o David, el balear sintió dejar un vestuario en el que era uno de los pesos pesados. Se le preguntó que quién o quiénes asumirán ahora ese rol. "Me duele mucho dejar al equipo en esta situación porque me considero un hombre importante dentro del grupo para ayudar a los compañeros. He notado que ellos no querían bajo ningún concepto que me fuera por el aprecio que me tienen, pero estoy convencido de que están capacitados para acabar entre los cuatro primeros", indicó antes de recordar imágenes. "Ha habido muchos momentos emocionantes, como la semifinal del Schalke 04 y muchos días de llorar de alegría... De los tristes creo que todos sabemos cuál, pero desde luego el día de hoy ha sido un día de lágrimas que no es muy agradable".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios