Un vecino con aviesas intenciones

  • El Barça, obligado a remontar ante un Espanyol enfervorizado

Messi abraza a Mascherano ante Sergio Busquets, Iniesta, Valverde y Denis Suárez. Messi abraza a Mascherano ante Sergio Busquets, Iniesta, Valverde y Denis Suárez.

Messi abraza a Mascherano ante Sergio Busquets, Iniesta, Valverde y Denis Suárez. / Enric Fontcuberta / EFE

El Barcelona se situará esta noche ante el reto de la remontada para intentar acceder a las semifinales de la Copa del Rey del fútbol español, un deseo que el Espanyol sueña con abortar.

El equipo azulgrana perdió 1-0 en la ida y ahora se ve con un esfuerzo añadido para intentar seguir vivo en un torneo que ganó en las tres últimas ediciones. Para ello, contará con el apoyo del Camp Nou y la estadística, que dice que siempre marcó en casa esta temporada.

La última vez que el Barcelona se situó ante el desafío de una remontada fue en agosto, cuando el Real Madrid ganó 1-3 en el Camp Nou en la ida de la final de la Supercopa de España y en el segundo encuentro repitió victoria con su triunfo 2-0 sin que el Barcelona tuviera opciones en algún momento.

Pero mucho tiempo pasó desde aquello y ahora el Barcelona es un equipo extraordinariamente fiable, más allá de su tropiezo en la ida ante el Espanyol. Su dominio en la Liga, donde es líder con un colchón de 11 puntos, es indiscutible y así lo demostró el domingo con su triunfo 0-5 en campo del Betis.

Se espera que el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, ponga un equipo lleno de titulares, más allá de la presencia en la portería del holandés Jasper Cillessen. Así, en el equipo inicial entrarían Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Sergi Busquets, Ivan Rakitic, Lionel Messi o Luis Suárez.

Quien no estará será el argentino Javier Mascherano, que antes del partido recibió el homenaje de la que fue su hinchada durante los últimos siete años. En breve emprenderá viaje para jugar en la Superliga china.

El Espanyol conoce la envergadura de la misión, pero la recompensa sería doble: eliminar a su eterno rival en el Camp Nou y entrar en semifinales de la Copa.

"Nosotros tenemos un resultado adverso (0-1) y ellos tienen muchísima ilusión. No es la primera vez que estamos con un marcador en contra. En otros partidos hemos remontado y con menos margen de tiempo. Tenemos la desventaja en el marcador, pero la ventaja del Camp Nou. Estos partidos nos motivan para sacar lo mejor de nosotros mismos", analizó el entrenador local, Ernesto Valverde.

"Jugamos ante un rival hiperconocido. Sus virtudes son muchas y sus defectos son pocos. Sabemos de la dificultad, pero no saldremos pensando que es un imposible eliminar al Barcelona. Al contrario, plantearemos un partido serio y riguroso", analizó ayer su técnico, Quique Sánchez Flores. Y añadió: "Hay que imaginar pequeños escenarios y tener un poco de suerte". Piatti y Jurado están prácticamente descartados para el choque por molestias musculares y en principio son los únicos jugadores del Espanyol con problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios