La 'venganza' de Martino

  • El empate del Real Madrid ante el Valladolid resucita las opciones del Barcelona en Liga El técnico argentino podría decir adiós levantando el título

La montaña rusa del fútbol ofrece a Gerardo Martino la posibilidad de consumar su venganza más sutil: darle al Barcelona el título de Liga española en el que parece que será su último partido al frente del banquillo azulgrana.

Y fue precisamente el Real Madrid, el gran rival de los azulgrana, el que el miércoles dejó la Liga en las manos del Barça con su inesperado empate (1-1) ante un Valladolid sumido en la lucha por no descender. Otra perversa paradoja.

Si el Barcelona gana los dos partidos que le quedan, ante Elche y el Atlético de Madrid, será campeón. Los rojiblancos son líderes con tres puntos de ventaja sobre el equipo de Martino, que levantaría el título en caso de empate a puntos en la cima debido al goal average particular entre ambos, que se anotaría el Barça.

Quién se lo iba a decir a Martino el pasado sábado, cuando no sólo dio la Liga por perdida tras empatar (2-2) en casa ante el Getafe, sino que también asumió su salida del equipo al final de temporada al afirmar que "quizá no merezco una segunda oportunidad".

Así lo entendió también la entidad catalana, por lo que el lunes su director deportivo, Andoni Zubizarreta, se reunió con el actual técnico del Celta, Luis Enrique, para comenzar a preparar los detalles de su próxima contratación, en una reunión que no fue precisamente discreta.

Los medios de comunicación afirmaron a comienzos de semana que hacía más de un mes que tanto Martino como el Barcelona habían acordado su divorcio una vez finalizara el campeonato liguero. Entonces, el equipo azulgrana acababa de caer eliminado en los cuartos de final de la Liga de Campeones tras verse superado por el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón. Poco después, perdió la Copa del Rey ante el Real Madrid, desatando un aluvión de críticas contra el equipo, con Martino encabezando el grueso de los reproches.

Pero a las puertas de la penúltima jornada, curiosidades del fútbol, los hinchas del Barcelona se reengancharon al sueño del título, que parecía olvidado cuando el sábado Xavi Hernández declaró con cara de circunstancias: "Hemos perdido la Liga, decimos adiós a la temporada".

"Para mí, era impensable que se dieran estos resultados. La Liga nos da una segunda oportunidad. No tenemos ninguna duda. Vamos a por todas. Es una inyección anímica", comentó Pedro en la rueda de prensa previa al duelo en el campo del Elche. "Sería imperdonable no aprovecharla", añadió.

La prensa catalana también tomó aire y el diario Sport aseguró que "ahora el Barcelona es el favorito", para después apostillar que "Martino tiene que volver a enchufarse. Messi debe recuperar la mejor forma. No se pueden cometer más errores. Aunque parezca mentira, esta Liga vuelve a estar en la mano del Barça. Es una oportunidad única para demostrar a la afición que este equipo tiene orgullo, carácter y ambición".

A sus 51 años, Martino está ante su experiencia más insólita en sus 16 temporadas como entrenador: Debe volver a mentalizar a sus jugadores -y, seguramente, a sí mismo- para convencerse de que el título de Liga está al alcance de la mano. De consumar el triunfo el Barcelona, el fútbol español asistirá a uno de los sucesos más notables de su historia reciente. Así es la existencia de Martino y su increíble paradoja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios