Una victoria que supo a muy poco

  • El Villarreal supera por la mínima al Sparta con dos tantos de Bakambu

El Villarreal se adelantó en la eliminatoria de cuartos de final de la Liga Europa ante el Sparta de Praga con un 2-1 que acabó siendo un mal resultado para el equipo castellonense, con suficientes ocasiones para dejar sentenciado el choque.

Y es que los de Marcelino pudieron cerrar la eliminatoria con una goleada de escándalo si hubieran estado más acertados, pero tras casi once ocasiones muy claras de gol, sólo pudieron marcar dos. Por otra parte, su rival tan sólo necesitó dos disparos para lograr un gol que les deja muy vivos en la eliminatoria. Así acabaron los primeros 45 minutos, con esa sensación de decepción en las gradas, ya que el Villarreal podía haber acabado goleando, y se marchaba a los vestuarios con un extraño empate a uno.

Recibían el primer tanto en casa de la competición los amarillos, y los hacían en el último segundo de esa primera parte, gracias a un remate de cabeza de Bravek. Un gol que suponía el empate y que igualaba el de Bakambu, que a los dos minutos y medio ya había puesto por delante a los locales. Un tanto extraño, en el que un mal despeje del portero era taponado por el delantero y el balón entraba en la portería. Tras esto, los locales dispusieron de hasta cuatro ocasiones clarísimas que no aprovecharon.

En la segunda parte pasaban los minutos y los castellonenses buscaban un gol que parecía no querer llegar, algo que por suerte lo hacía en el 63, en una gran jugada. Denis Suárez dejó a Bakambu en la frontal del área y con opción de disparo, y el franco congoleño ajustó al palo un gran disparo.

El submarino amarillo llegó a la recta final con la necesidad de un gol más después de las ocasiones perdonadas y de un resultado bastante corto. Pero ya las fuerzas y las ideas faltaban, por lo que no pudieron finalmente lograrlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios