Dos Hermanas aumenta un 130% su previsión de nuevas viviendas

  • La 'nueva ciudad' de Entrenúcleos ha pasado de una previsión de 8.700 residencias en 2002 a 20.000 · La reforma sólo debe ser aprobada en Pleno · La Junta emitirá a posteriori un informe no vinculante

La nueva ciudad de Entrenúcleos, una extensión de más de 270 hectáreas de suelo perteneciente a Dos Hermanas y situada entre este municipio y Sevilla, pasará de contar con una previsión de 8.700 viviendas -fijada en el PGOU aprobado en el año 2002- a unas 20.000 en el plazo de tan sólo seis años una vez que el Ayuntamiento culmine a lo largo del próximo semestre la modificación del planeamiento.

Este incremento del 130% en el número de viviendas llevará a Dos Hermanas a aumentar su población desde los 120.000 habitantes actuales hasta los 160.000 de acuerdo a las estimaciones de su Ayuntamiento -que prevé una prudente ratio de dos personas por piso- o hasta las 180.000 si en cada una de las nuevas residencias se censa una media de tres personas. Expresado en otros términos, Dos Hermanas se convertiría en la séptima ciudad andaluza, por delante de capitales de provincia como Jaén (116.000 habitantes), Cádiz (128.000) y Huelva (146.000), y muy cerca de Jerez (202.000) y Almería (186.000).

Fuentes oficiales de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio sostuvieron ayer que el proyecto podrá llevarse a cabo sin la anuencia de la Junta de Andalucía, cuyas competencias se limitarán a la elaboración a posteriori de "un informe de carácter no vinculante", puesto que la operación no afecta a la calificación de los suelos ni comporta "cambios estructurales". En este caso y según la tesis del Consistorio y de la Consejería, el proyecto se limitará a un aumento de la edificabilidad y podrá llevarse a cabo con su mera aprobación por parte del pleno municipal, donde el equipo de gobierno del PSOE cuenta con mayoría absoluta, y tras un periodo de exposición pública.

Las cuentas del Ayuntamiento nazareno -partiendo no ya de las 8.700 viviendas de 2002, sino de las 13.500 aprobadas en septiembre de 2004 en una primera fase de ampliación- son construir alrededor de 10.000 viviendas de protección oficial y otras tantas de renta libre. Ello duplicaría la previsión de las VPO, pero también incrementaría en 1.500 las sujetas a las condiciones del mercado.

El alcalde de la localidad, Francisco Toscano, sostuvo ayer que no se producirá un incremento sustancial de la población respecto a las previsiones -en teoría, los nuevos vecinos serían familias monoparentales o parejas sin hijos- y que el aumento de la edificabilidad sólo afectará a los proyectos de VPO, ya que las 1.500 nuevas viviendas de renta libre serán fruto de una reducción del espacio previsto para cada una de las 8.500 ya diseñadas.

La clave de la operación es el Pacto por la Vivienda, suscrito en diciembre pasado por Junta, ayuntamientos, cajas de ahorros, patronal y sindicatos, y el decreto que un mes más tarde permitió agilizar la adaptación de los planeamientos municipales a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), aprobada en 2002. Esta norma exige a los ayuntamientos que reserven el 30% de sus suelos a la construcción de VPO, pero según la propia Junta algo menos de un 10% de los consistorios de la comunidad han adaptado sus planes urbanísticos conforme a dicho requisito.

Paradójicamente, Dos Hermanas se encuentra entre los ayuntamientos que más han avanzado en la aprobación de su PGOU conforme a la LOUA, pero su privilegiada situación en la corona metropolitana hispalense y su gran bolsa de suelo libres le permiten ahora situar más alto el listón.

Para Toscano, la clave de bóveda de su plan municipal son las VPO, 5.000 de las cuales quiere que sean de titularidad municipal para ser puestas a la venta a un precio de coste de 90.000 euros; para la oposición, aumentar la edificabilidad hasta 20.000 nuevas viviendas supondrá romper las costuras del PGOU y la previsión de equipamientos.

"El proyecto es una recalificación encubierta", sostuvo ayer Jaime Raynaud, vicesecretario de Ordenación del Territorio, Infraestructuras y Vivienda del PP-A, quien acusó a los socialistas de poner en práctica "el mismo modelo que durante años reprocharon al PA". A su juicio, es del todo imposible que un alza de la edificabilidad como el anunciado no lleve parejo un aumento del número de habitantes, "a lo que se unen necesidades de equipamiento de todo orden, como abastecimiento de agua y electricidad, y de transporte", por lo que es necesario hacer un estudio de sostenibilidad. "Se intenta meter con calzador una ciudad entre otras dos", sentenció.

Del mismo criterio es IU. Juan Manuel Sánchez Gordillo, diputado autonómico, tildó de "auténtica barbaridad" el proyecto de Dos Hermanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios