El alcalde asegura que el municipio recibirá 1.500 millones en inversiones

  • Toscano defiende que la financiación de los grandes proyectos de la localidad no saldrá de las arcas locales

Comentarios 3

A las puertas de marzo y con la primavera encima, sin prisas ni apuros, el grupo socialista del Ayuntamiento nazareno aprobó ayer en Pleno los presupuestos municipales para lo que queda de 2008. Nadie lo diría. "Cualquiera pensaría que aquí hay dificultades económicas y políticas", dijo con ironía el portavoz de IU, Manuel Lay. En torno a 100 millones de euros moverán las arcas del Consistorio de la Plaza de la Constitución. "Están, sobre todo, los gastos del día a día". Pero nada comparado con los 1.500 millones que llegarán al municipio desde las distintas administraciones y la iniciativa privada para financiar los grandes proyectos de la localidad.

El guarismo mágico lo dio el alcalde pasadas las dos y media de la tarde, como una especie de premio gordo tardío después de un tedioso Pleno con más crispación de la habitual. La sesión había comenzado con la ironía tradicional de Lay, que reclamaba al alcalde más gasto público en los presupuestos, en especial para aumentar el número de funcionarios en el Ayuntamiento. Su grupo rechazó los presupuestos.

Los populares encresparon aún más al alcalde, que la tomó especialmente con Rafael Tinoco, concejal encargado de cuestionar los números del Ayuntamiento. La intervención de Tinoco provocó la reacción abrupta de Toscano. El representante del PP comenzó echando en falta más gastos de personal, el aumento de la plantilla de la Policía Local y de los Bomberos. "Esto que he dicho es sólo una pincelada. Tengo veinte folios más". El alcalde mandó parar. "Les pido que le dediquen más trabajo los 365 días al año a esto, por ejemplo asistiendo a las comisiones de trabajo de economía, a las que usted no acude. Éste no es el lugar para desarrollar un texto así", replicó Toscano. Tras el titubeo de Tinoco, el alcalde le acusaba de ignorante. "Confiesa que no conoce el funcionamiento". El alboroto llegó cuando un grupo de bomberos presentes en el salón de plenos se puso en pie y comenzó a mostrar pancartas. Negociación ya; no más juegos con la vida, alcalde; no al acoso laboral. "Silencio o los expulso de la sala. Algunos de ustedes son empleados públicos de esta casa".

"Unos presupuestos más transparentes, para saber dónde va exactamente cada euro de los nazarenos", repitieron desde la bancada del PP. La delegada de Hacienda, Ana Sánchez, admitía que "podrían haberse desglosado los gastos por delegaciones". "Éstas no son las cuentas de Carrefour, señor Tinoco -alusión recurrente al lugar de trabajo del edil popular-: usted confunde la contabilidad de una empresa con la de una administración". Se había abierto un debate entre economistas, que Toscano zanjó. 800 millones para el tercer plan de la vivienda; 200 para cada fase de ampliación del Metro; 100 para la urbanización de Entrenúcleos; 100 en servicios públicos sanitarios y escolares; 100 para carreteras; 300 en los polígonos industriales. En cifras redondas, 1.500 millones, que dejan muy atrás los 105 que saldrán de las arcas de los contribuyentes. Toscano dixit. Diez días para las elecciones y las tres menos cuarto en los relojes. Nadie estaba ya para réplicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios