Abengoa inicia la era del presidente único

  • El consejo de la compañía elige vicepresidente a José Terceiro dos meses después de la dimisión de Javier Benjumea · Su hermano Felipe, ahora presidente único, abre así la puerta a profundos cambios

Felipe Benjumea no pierde el tiempo, no es su estilo. El presidente único de Abengoa desde octubre pasado, cuando su hermano Javier renunció a la vicepresidencia ejecutiva que ocupaba desde 1991, ha iniciado la toma absoluta de control sobre la gestión de la primera compañía industrial de capital andaluz.

El primer paso de enorme trascendencia ha sido la elección de José Terceiro Lomba, un hombre ligado desde hace una década al grupo sevillano, como vicepresidente del consejo de administración tal y como decidió éste órgano el pasado lunes. Este cargo no es equivalente al de Javier Benjumea, que tenía funciones ejecutivas e institucionales, aseguran fuentes de la compañía. De lo que no hay duda es de que Terceiro es alguien de la plena confianza del actual presidente.

Terceiro Lomba, nacido en Santiago de Compostela en 1943, es catedrático de Economía de la Universidad Complutense y ha ocupado diversos cargos en la Administración desde 1977. Además de consejero de Abengoa desde 2003 y miembro de su consejo asesor -que hoy preside- desde 1998, se sienta en el máximo órgano de decisión de Telvent (filial de tecnologías de la información de Abengoa), Unión Fenosa, Grupo Prisa e Iberia, entre otras. Felipe Benjumea fue nombrado también consejero de la aerolínea española en mayo pasado.

El nuevo vicepresidente del consejo, cargo establecido por los estatutos fundacionales de la empresa de 1941, no estará relacionado con el día a día de la gestión del grupo sevillano aunque, por ley, sustituye al presidente cuando éste no asiste a las reuniones del consejo y representa a la compañía igual que lo hace Felipe benjumea. Desde su puesto, Terceiro será también el interlocutor entre los accionistas de Abengoa externos a la familia Benjumea (que aún posee el 56 por ciento).

Una función que ya tenía encomendada en la práctica desde que fue elegido como consejero coordinador -figura recogida en el Código Conthe de Buen Gobierno Corporativo-. Los medios consultados señalaron en este sentido que el nombramiento de un vicepresidente del consejo obedece también a las exigencias de independencia que recoge el código. Terceiro, no obstante, controla el 1 por ciento de Abengoa.

Pero más allá de este nombramiento concreto, la revolución en la cúpula directiva que prepara Felipe Benjumea ha comenzado ya a apreciarse en algunos detalles conocidos en las últimas semanas. Fuentes internas y externas a la firma coinciden en que habrá más novedades en la cúpula directiva que podrían afectar incluso a alguna de las cinco filiales del grupo (Abengoa Solar, Abengoa Bioenergía, Telvent, Befesa y Abeinsa).

Lo que sí es seguro, tal y como la propia compañía mostró en su última presentación a analistas el mes pasado, es que se ha reforzado considerablemente este año el área corporativa, que está formada por ocho puestos (cinco en 2006) que dependen directamente de Felipe Benjumea, y que están por encima de las filiales.

El más importante de ellos, el de Estrategia y Desarrollo Corporativo, está ocupado por Santiago Seage, joven ingeniero madrileño que preside también Abengoa Solar y es un claro valor emergente. A él se suma, aunque en otro nivel de responsabilidad, el fichaje de Fernando Martínez Salcedo, ex presidente de las empresas públicas de Sevilla, que se incorpora al área de Responsabilidad Social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios