Airbus duplicará carga de trabajo y empleo en España antes de 2010

  • El grupo derivará la mayor parte de la producción a firmas colaboradoras · El director general, Manuel Hita, dice que no ve "riesgos" en la ampliación de capital de Sacesa

Viento a favor para Airbus. Las turbulencias vividas en los últimos tiempos por el gigante aeronáutico, filial del consorcio europeo EADS, parece que remiten. Los sobresaltos por los retrasos del superjumbo A380, el plan de recorte de gastos (Power 8) y las demoras en el lanzamiento del nuevo A350 se ven ahora compensadas por las buenas perspectivas de la compañía. Y es que, según anunció ayer el director general de Airbus España, Manuel Hita, la firma duplicará tanto su carga de trabajo como su empleo en nuestro país de aquí a 2010.

Los cálculos del grupo pasan por que en los próximos 20 años se necesiten en torno a 24.385 nuevos aviones de pasajeros y carga en todo el mundo -415 de ellos en España-, por lo que las compañías deberán aumentar su cadencia de producción si aspiran a abastecer la demanda sin problemas. "Hoy por hoy, vendemos en un año más del doble de los aviones que podemos fabricar, por lo que las entregas son cada vez más tardías, algo que tenemos que solucionar". De ahí que Airbus haya decidido más que duplicar -exactamente, multiplicar por 2,5- su carga de trabajo entre 2007 y 2010, y todo ello sin tener en cuenta la posible asignación a España de piezas del nuevo A350. "Pasaremos de 34 aviones de pasillo único al mes a 40 -tipo A320-, de 7 de doble pasillo a 11 -tipo A330 ó A340-, y de uno de gran tamaño -A380- a cuatro", adelantó Hita.

Pero la compañía no quiere asumir sola toda esta producción: las empresas colaboradoras se llevarán gran parte del pastel. "Sin la ayuda de grupos fuertes de empresas, que se unan para tener mayor capacidad técnica y financiera, no creceremos al ritmo que nos demandan", explicó. El empleo también recaerá en sus manos: "La política de Airbus es contener la contratación de sus tres factorías -Puerto Real (Cádiz), Getafe (Madrid) e Illescas (Toledo)- dentro de las directrices del Power 8, por lo que el empleo, que se duplicará en tres años, se generará fuera", indicó el director general.

Precisamente, convertirse en contratista de primer nivel -tier one- de grandes fabricantes como Airbus es la meta que se ha marcado Sacesa, la firma aeronáutica andaluza que se encuentra sumergida desde hace casi un año en un proceso de búsqueda de socios que le den el impulso financiero que necesita. La entrada en su accionariado de la vasca Alcor y la catalana Ficosa se está demorando más de lo esperado -por la dificultad de encontrar financiación-, lo que puede repercutir en sus aspiraciones de hacerse con carga de trabajo -belly fairing y trampas de aterrizaje- del nuevo avión A350.

Sin embargo, estos retrasos no preocupan al máximo dirigente de Airbus España, Manuel Hita, quien expresó ayer que no ve "riesgos" en que la operación llegue a buen término y confesó "estar convencido" de que conseguirán cerrar los flecos pendientes "antes de finales de mes, fecha en la que culmina el plazo para la presentación de ofertas por los diferentes paquetes de la aeronave".

Es más, Hita dejó indirectamente otra puerta abierta para Sacesa: "Algunas firmas podrán presentar sus propuestas de forma individual y luego unirse para optar a las piezas del aparato". Aunque las primeras informaciones apuntaron a que Airbus adjudicaría la carga de trabajo del A350 en mayo, Hita aclaró ayer que no será hasta octubre cuando se defina qué empresas colaboradoras asumirán hasta el 50% de la producción.

El director general de la compañía lanzó, además, otro mensaje a las firmas aeronáuticas españolas para que se pongan las pilas en este programa: "La carga de trabajo que recaerá en España dependerá de su capacidad de aglutinar capacidades y esfuerzos; en principio, el bocado oscilará entre el 10 y el 12%". Además, dio otras pistas: "Tendrán más puntos a favor aquéllas que, además de experiencia y solvencia, cuenten con plantas fuera de España, concretamente en zonas de bajo coste o del área dólar".

Las primeras entregas del A350 se producirán "entre 2016 y 2018" y Airbus calcula una demanda de 6.000 aviones de este tipo para los próximos 20 años. Esta cifra encaja dentro de sus previsiones para el transporte aéreo internacional hasta 2026: se demandarán 24.385 aviones, de los que 415 -de más de 100 plazas- volarán en España. El crecimiento del tráfico aéreo en Europa, el desarrollo de compañías de bajo coste, el aumento de la inmigración -y el alza de los viajes a Latinoamérica- y el impulso de los emergentes -China, India- estarán detrás del ascenso.

2016

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios