Airbus manda a casa 16 días a 445 empleados por el retraso del A380

  • La filial española aplica un expediente temporal de regulación de empleo ante el excesivo 'stock' de piezas del 'superjumbo'

Airbus ha apretado el acelerador del A380 a lo largo de este año y ahora debe frenar su producción para acompasarla al ritmo de la cadena europea. La adaptación se llevará a cabo a través de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará durante diciembre a 155 trabajadores de la planta gaditana de Puerto Real (138 directos y 17 indirectos) correspondientes a los puestos totalmente vinculados a la fabricación del superjumbo.

El impacto en la fábrica gaditana se suma al que sufrirá Getafe, donde serán 181 los operarios incluidos en esta suspensión de actividad (150 directos y 31 indirectos), mientras que en Illescas la cifra se quedará en 109 (89 y 30, respectivamente).

La suspensión de la actividad se producirá durante "todos los días hábiles de diciembre", según explicó el presidente del comité intercentros, José Alcázar, quien concretó que implicará la supresión de "entre 13 y 18" jornadas según el calendario laboral de cada centro. En Puerto Real serán 16 días y, una vez transcurridos, los empleados volverán a la planta coincidiendo con el inicio del año nuevo.

El ERTE estaba contemplada en el plan de reestructuración denominado Power 8, que la dirección europea de la empresa aeronáutica y los sindicatos acordaron en 2006 para hacer frente a los retrasos en el lanzamiento del A380. Por eso, tanto fuentes de la compañía como de los sindicatos coincidieron en que se trata de un "ajuste temporal", en palabras del portavoz de la compañía, y de un expediente "puntual y transitorio", para las fuentes sindicales. El presidente del comité intercentros apuntó que el ERTE propuesto es inferior a lo previsto en el Power 8, donde se programó una paralización media de la actividad de 60 días para un total de 2.300 empleados. "Es bastante mejor de lo que había inicialmente, pero esto no implica que no vaya a haber problemas en 2009", puntualizó Alcázar.

El objetivo del expediente es reducir el almacenaje de las piezas que se producen en las tres fabricas después de que empresa y sindicatos acordaran adelantar la producción tanto en este programa como en otros, según apuntó Alcázar, que reconoció que el ERTE aprobado en 2006 "no se aplicó en su totalidad en 2007 y estaba pendiente de aplicar en 2008".

El representante de la sociedad aeronáutica en España suscribió también la "necesidad" de poner en marcha esta medida de flexibilidad laboral para "ajustar los inventarios del A380 para reducir los stocks de piezas".

La dirección de Airbus España presentó esta propuesta de ERTE a los sindicatos el pasado jueves y éstos deberán responder el lunes en una reunión convocada, aunque todo apunta a que el "planteamiento" de la aeronáutica se acepte como parte de los compromisos acordados en 2006.

No hay que olvidar que España salió mejor parada de la reestructuración europea provocada por los retrasos en el inicio de la fabricación del A380, ya que entonces se decidió el cierre o venta de siete fábricas -proceso aún no concluido en su totalidad- y en torno a 10.000 despidos. Sin embargo, la compañía ya avanzó en septiembre un nuevo programa de austeridad, llamado Power8+, que quiere implantar para hacer frente a la crisis, aunque según apuntó el presidente del comité intercentros, la actual desaceleración económica no ha provocado hasta ahora la cancelación de "ningún pedido".

155

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios