Airbus obligará a las subcontratas del A350 a derivar el 15% del trabajo a China

  • El grupo europeo quiere dar más peso al gigante asiático para abaratar costes y compensar su volumen de compra · Cobra fuerza la opción de que Sacesa se quede con la 'panza' del avión y Socata con las trampas

Comentarios 7

China araña carga de trabajo del A350 a Europa. Si ya en su día Airbus -filial de EADS- constató que el gigante asiático se haría con un 5% de la producción de la nueva aeronave, ahora se desvela que las empresas subcontratadas por la compañía tendrán que hacer frente a parte de ese compromiso.

Así, los contratistas de primer nivel -tier one-, aquéllos con capacidad industrial y financiera para negociar directamente -sin intermediarios- con los grandes fabricantes, tendrán que derivar ni más ni menos que el 15% de la carga de trabajo adjudicada del A350 a China. Un requisito que vendrá recogido por contrato y que afectará tanto a empresas de producción como de ingeniería. Además, en un futuro, la medida podría ser exportable a nuevos modelos.

El objetivo de este paso no es otro que cumplir con los compromisos adquiridos por parte de Airbus con el Gobierno chino y que persiguen "la forja de una cooperación estratégica de alto nivel y a largo plazo", de modo que las empresas chinas participen en la fabricación de un avión en el que la industria andaluza también tiene depositadas sus esperanzas. "Airbus busca abaratar costes y, a su vez, compensar de alguna forma el alto volumen de compras del gigante asiático", indican las fuentes consultadas.

Del otro lado, la exigencia del 15% ha sentado como un jarro de agua fría. De ahí que los contratistas de primer nivel estén tratando de negociar con la compañía que la deslocalización de carga de trabajo no tenga como único destino China, es decir, abrir el abanico de posibilidades. Las propuestas mayoritarias pasan por derivar parte de la actividad a "zonas no euro", con la meta de paliar la fortaleza de esta divisa frente al dólar -moneda en la que se realiza la compraventa de aviones a nivel internacional-.

Por su parte, y dentro del contexto de adjudicación del A350 -que se resolverá de forma inminente-, cada vez cobra más fuerza la opción de que se divida el paquete de trabajo al que opta la empresa aeronáutica andaluza Sacesa, en liza con EADS Socata. De este modo, la belly fairing o panza del avión recaería en la primera -especializada en fibra de carbono y con la experiencia de la fabricación de la misma pieza para el superjumbo A380- y las trampas de aterrizaje en la segunda -especializada en aviación ligera-.

Fuentes del sector apuntan a esta dirección tras conocer los movimientos de EADS, que está ultimando la venta de la mayoría del capital de su filial Socata a la también francesa Daher. Esta compañía estaría interesada en lograr una participación en la carga de trabajo del A350, tras ser descartada como candidata para la realización de parte del fuselaje. Ahora aspiraría a ser elegida para las trampillas de los trenes de aterrizaje. "Esto significa que dejaría el camino libre a Sacesa para hacerse con la belly fairing", indican las fuentes consultadas por este diario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios