Almunia llama a la calma y asegura que España tiene garantías frente a la crisis

  • El comisario de Asuntos Económicos contesta a Davos y al PP y alerta sobre los riesgos de crear alarma en momentos de incertidumbre · Dice que el país cuenta con suficiente superávit como para paliar la recesión

Comentarios 2

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, no comparte el pesimismo de los expertos del foro de Davos ni del Partido Popular con respecto al futuro de la economía. Desde su punto de vista, España está "más que preparada" para afrontar una posible recesión, por lo que "no debe haber motivo de alarma".

Almunia aseguró ayer en una entrevista concedida a la Cadena Ser que el Gobierno Español está en condiciones de reducir el superávit para combatir la desaceleración económica con políticas presupuestarias que estimulen la economía. Explicó que España, que cuenta con un superávit de más del 2 por ciento del PIB, "hizo los deberes" en época de "vacas gordas" y ahora está muy lejos de ese límite del 3 por ciento del déficit permitido a los Estados Miembros y, por lo tanto, tiene margen disponible.

Añadió que si los países están en condiciones de hacer uso de las políticas presupuestarias deben hacerlo, ya que "la política monetaria no va a resolver la situación".

"España está, desde muchos puntos de vista, mejor preparada para lo que se avecina que otros países de la UE", constató Almunia, por lo que pidió "serenidad" ante la previsible crisis económica. En este sentido, recordó que el país cuenta con un superávit fiscal muy fuerte y que se han creado cerca de 3 millones de puestos de trabajo en 4 años, aunque reconoció que los últimos datos no han sido tan positivos.

El comisario de Asuntos Económicos de la UE señaló que el país "está haciendo un esfuerzo por cambiar su modelo de crecimiento" desde uno basado en sectores de baja productividad, como el de la vivienda residencial, a otros más competitivos, con mayor valor añadido, con más tecnología.

El sector de la vivienda se está desacelerando, lo que era lógico porque "iba a un ritmo que no se podía mantener para siempre", pero debido a que el entorno económico es más complicado "se desacelera algo más rápidamente de lo que se podía esperar", dijo.

Así, indicó que todas las previsiones apuntan a que la economía española va a tener menor crecimiento en 2008 que en el año que acaba de concluir, aunque seguirá creciendo de forma apreciable, por encima del resto de los países europeos, y creando empleo.

Rechazó las acusaciones del líder del PP, Mariano Rajoy, acerca de que el Gobierno de Zapatero esté ocultando la situación económica real y señaló que "de la economía española se sabe todo" y que lo peor que se puede hacer en estos momentos de incertidumbre económica y de turbulencia es "crear desconfianza y alarma". "Hay que dar toda la información pero situándola en un contexto de serenidad", insistió Almunia, y subrayó que no hay que poner las cosas "más negras de lo que son".

En cuanto a las propuestas de los partidos de cara a las elecciones, apreció que "es lógico que los partidos presenten sus ofertas", pero resaltó que hay dos cosas que se les debe exigir: "que calculen el coste y el impacto económico de sus ofertas" y que tengan en cuenta que los ingresos de los dos próximos años pueden no ser tan fáciles de conseguir como los de los dos pasados.

Preguntado acerca de la inflación y de la bajada de tipos de la Reserva Federal de EEUU, el comisario indicó que corresponde al Banco Central Europeo hacer una valoración al respecto.

A su juicio, las presiones inflacionistas no tienen tanto que ver con la situación monetaria de las economías europeas como con la subida de los precios del petróleo y la de los alimentos y otras materias primas. Sus previsiones son optimistas ya que, aunque hay mucha preocupación por la inflación, "es de esperar que a lo largo de 2008 se calme y que vuelva a situarse en niveles muy parecidos a los de hace unos cuantos meses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios