Almunia destaca la gravedad de la crisis financiera y pide a la UE actúe en coordinación

  • El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha dicho que "no se puede descartar que la crisis financiera se agrave, o que la debilidad de la economía real cree nuevas dificultades"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, destacó hoy la gravedad de la crisis que está asolando los mercados financieros y agudizando la desaceleración de la economía real e instó a los estados miembros a actuar coordinadamente para facilitar la recuperación.

Tenemos por delante "un horizonte oscuro", señaló el comisario, que reconoció que la recesión es ya "un riesgo real".

Según las nuevas previsiones económicas publicadas hoy por el ejecutivo de la UE, la Eurozona ya está en recesión -que tiene lugar cuando el PIB cae dos trimestres seguidos- y no saldrá de ella hasta el año que viene.

Todas las grandes economías de la Unión -Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España- caerán, según estos pronósticos, en la temida recesión en 2008.

Además, "no se puede descartar que la crisis financiera se agrave, o que la debilidad de la economía real cree nuevas dificultades", advirtió Almunia, por lo que la evolución puede acabar siendo aún peor.

El comisario hizo hincapié en la "dimensión y profundidad" de la crisis financiera, "un elemento nuevo que no habíamos conocido antes" y que hace que las previsiones estén rodeadas de incertidumbre.

Bruselas confía en que la recuperación comience a partir de la segunda mitad de 2009, un escenario prudente, según Almunia, que va acompañado de riesgos a la baja.

Los pronósticos para España son algo más pesimistas que para el conjunto de la Eurozona, reconoció el comisario, pues prevén una contracción más fuerte de la economía (el PIB caerá en 2009 el 0,2%, frente a un alza del 0,1% en la zona euro) y una recuperación más tardía.

Almunia explicó que la economía española está acusando claramente el efecto de la crisis financiera, que se suma en su caso a los problemas específicos del sector inmobiliario y al abultado déficit por cuenta corriente, todo ello en un contexto de debilidad económica generalizada.

El comisario insistió en que hay que tomar estas previsiones "con mucho cuidado", pero dejó claro que es necesario que la UE reaccione y, sobre todo, que lo haga de manera coordinada.

"Necesitamos una acción común para ayudar a la recuperación", subrayó Almunia.

Se refirió también al efecto que la crisis tendrá en las finanzas públicas y pidió "precaución" a la hora de evaluar las previsiones de déficit público para los próximos años, pues están elaboradas sobre la asunción de que no haya cambio de políticas.

Según las estimaciones de la Comisión Europea, varios Estados miembros, entre ellos España, pueden rebasar el umbral de déficit público del 3% del PIB que marca el Pacto de Estabilidad.

El comisario recordó que el Pacto, tras su revisión de 2005, es más flexible y permite que los países que han logrado una situación saneada utilicen ahora la política presupuestaria para sostener la demanda.

Respecto a la posibilidad de iniciar procedimientos de infracción contra los países que superen el citado límite del 3% de déficit, explicó que antes hay que evaluar si la desviación es pequeña y temporal, resultado directo de la coyuntura excepcional.

Apuntó, no obstante, que Bruselas propondrá en las próximas semanas abrir un proceso contra Irlanda, cuyo déficit escalará este año hasta el 5,5% del PIB (desde el ligero superávit que tenía en 2007).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios