Datos del Paro | Andalucía

Andalucía crea empleo y baja el paro pero a menor ritmo que España

  • Registra los peores datos en marzo de los últimos años, con 6.541 desempleados menos y 14.141 afiliados más

  • El fin de la campaña olivarera y el mal mes de la construcción lastran la buena evolución de la hostelería

Varias personas consultan los tables en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Varias personas consultan los tables en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

Varias personas consultan los tables en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). / paqui segarra

Andalucía registró, objetivamente, una buena evolución en marzo, pero peor que la de años anteriores, sobre todo en lo que se refiere a la afiliación. Así, en un marzo con Semana Santa pero también con tres semanas de lluvia y frío, la región reduce el paro en 6.541 personas, un ritmo más lento (-0,78%) que el contabilizado a nivel nacional (-1,37%); y eleva el número de cotizantes en 14.141 (+0,47%), un dato en términos relativos peor que la media española (+0,75%).

Además, en el caso del empleo el incremento es muchísmo más bajo que el de años anteriores: en 2017 Andalucía sumó 31.987 nuevos afiliados en marzo; en 2016 fueron 34.120 y en 2015 nada menos que 44.159.

El año pasado la región creó el doble de empleo en el mes de marzo sin Semana SantaEspaña supera los 18,5 millones de afiliados por primera vez desde diciembre de 2008

Normalmente, Andalucía suele reducir más el paro y crear menos empleo este mes porque la campaña del olivar tocan a su fin y eso repercute en el mercado laboral. De hecho, Jaén y Córdoba están a la cola de España, tanto en subida del desempleo como en evolución de la afiliación (con 11.695 menos en la provincia jiennense). Eso queda compensado por el buen comportamiento de las provincias costeras, especialmente Málaga y Huelva, esta última favorecida por la comercialización de la fresa.

Pero este año, a diferencia del anterior, esta fuerza equilibradora ha sido menor. Huelva ha pasado de generar 18.525 afiliaciones en marzo de 2017 a 14.32 este año, y Málaga pasa de 11.294 a 8.674, por no hablar de Sevilla, que sumó más de 6.400 en 2017 y ahora sólo 220.

De ello cabría deducir que el impulso de la hostelería no ha sido tan fuerte este año como cabría esperar, pero tampoco es tan así, ya que el ejercicio pasado se generaron unos 10.000 nuevos empleos en esta actividad y este año son casi 13.000. ¿Dónde está el bajón, entonces? Si nos atenemos a la estadística, hay varios factores principales: por un lado, el bajón de la construcción, con algo más de 2.000 puestos de trabajo perdidos en marzo en comparación con los 4.000 ganados en el mismo mes del año pasado. También la administración pública (descontando educación y sanidad) sumó más de 4.000 afiliados en marzo de 2017 y ahora se queda prácticamente plana. E, igualmente, aunque ya en menor medida, la industria manufacturera también da signos contrarios a los del año pasado.

En el cómputo anual, la región pierde fuelle respecto a 2017, que fue de récord. Suma 83.587 afiliados en un año y reduce el paro en 48.740, cifras que ya se alejan de los 106.254 nuevos cotizantes que contabilizaba en marzo del año pasado y los 95.784 parados que habían dejado de serlo. Además, y esta es quizás la peor noticia, Andalucía ni reduce el paro más que España ni crea puestos de trabajo a mayor ritmo. En el cómputo anual, el desempleo cae en la región un 5,50% en un año y en España un 7,56%. Y eleva el empleo un 2,86% frente al 3,31% nacional.

En España, la Seguridad Social ganó 138.573 afiliados de media durante el pasado mes de marzo, hasta totalizar 18.502.088 cotizantes, una cifra que no alcanzaba desde diciembre de 2008.

El positivo comportamiento del empleo se reflejó también en los datos de parados registrados, cuyo número disminuyó en 47.697 personas durante el tercer mes del año, hasta situarse en 3.422.551 desempleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios