Andalucía pone en marcha su primer superordenador

  • La Universidad de Granada contará con el primer centro de supercomputación de la comunidad, impulsado por la Consejería de Innovación y Sun Microsystems

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, inauguró ayer en Granada el primer nodo de la Red Andaluza de Supercomputación Científica, un sistema informático que agilizará las operaciones necesarias en la labor investigadora gracias a su potencial de cálculo, el tercero más importante del país en el ámbito universitario -por detrás de los existentes en las universidades politécnicas de Barcelona (Marenostrum) y Madrid (Magerit)- y uno de los quinientos con mayor capacidad de todo el mundo.

El nodo granadino, impulsado por la citada consejería, la Universidad de Granada y la empresa estadounidense Sun Microsystems, ha supuesto una inversión de siete millones de euros. De ellos, el Gobierno andaluz y la compañía informática comparten al 50 por ciento la financiación de la máquina de Supercomputación, que asciende a seis millones de euros. Por su parte, la UGR destina al proyecto un millón de euros para sufragar los gastos de las instalaciones donde se ubica el sistema y el acondicionamiento de éstas.

El sistema de supercomputación se basa en la tecnología GRID, que combina distintos recursos distribuidos por internet para desplegar el poder de computación en cualquier lugar que se necesite. Así, los investigadores tendrán acceso global a la máquina y se aumenta la agilidad para la obtención de resultados.

En la misma línea de agilización de las operaciones, la máquina permite desarrollar 4,22 billones de operaciones matemáticas por segundo. Esta potencia de cálculo sitúa al sistema instalado en Granada como el tercero del país con estas características en el ámbito universitario. No obstante, se podrá aumentar el rendimiento de la máquina debido a su carácter escalable, es decir, su capacidad para incorporar a la red tantos nodos como se necesiten.

Otra de las ventajas de la máquina es su alto grado de flexibilidad, que permite realizar trabajos distintos para adaptarse a las necesidades de los investigadores. Asimismo, el nodo utiliza software libre y cuenta con gran capacidad de almacenamiento.

Estas características permitirán acometer los cálculos necesarios en áreas científicas como la bioinformática, la astrofísica, la meteorología, la física de altas energías, la genómica o la aeronáutica.

El nodo de Granada es el primero en comenzar su actividad de la Red Andaluza de Supercomputación Científica, que integrará otros puntos de actividad en universidades andaluzas como las de Sevilla y Málaga. La estructura se coordinará desde el Centro de Informática Científica de Andalucía (CICA), a través de un sistema de acceso web. La idea es integrar todos los recursos de cálculo existentes en Andalucía y ponerlos al servicio de la comunidad investigadora.

Para implantar el sistema en las diferentes ubicaciones, se ha elegido la tecnología GRID, que permitirá añadir distintos nodos a la red, abordar proyectos heterogéneos y acceder al sistema desde cualquier lugar. Además, la Red podrá integrar aplicaciones de distintos fabricantes y soluciones basadas en software libre. En este sentido, la estructura de supercomputación andaluza abre la puerta a los investigadores de la comunidad a la grandes redes de cálculo europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios