Andalucía se sitúa como la segunda región más deficitaria hasta marzo

  • Reduce el saldo negativo un 9,37% frente al 24,7% de media El déficit del Estado se dispara un 15% hasta abril por la caída de la recaudación del IRPF y del Impuesto de Sociedades

El déficit de la comunidad autónoma andaluza se situó en el primer trimestre de 2016 en el 0,29% del Producto Interior Bruto (PIB), por debajo del 0,32% de marzo del año pasado, según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La región se situó así como la segunda más deficitaria en el arranque del año tras Extremadura, con un 0,94%. Además, la reducción con respecto al pasado ejercicio es del 9,37%, frente al 24,7% de media. En términos absolutos, Andalucía tuvo un déficit de 438 millones, frente a los 469 de marzo del año pasado, mientras que el saldo negativo del conjunto de las autonomías fue de 1.486 millones.

La mayoría de las regiones registraron déficit hasta marzo, salvo País Vasco (+0,38%), Asturias (+0,14%), Canarias (+0,13%), Galicia (+0,02%), Navarra (0,01%) y La Rioja, esta última con déficit cero. Las restantes tuvieron números rojos: Aragón (-0,19%), Baleares (-0,12%), Cantabria (-0,17%), Castilla-La Mancha (-0,11%), Castilla y León (-0,15%), Cataluña (-0,13%) y Extremadura (-0,94%). También tuvieron un saldo negativo Madrid (-0,24%), Murcia (-0,06%) y Comunidad Valenciana (-0,18%).

En su conjunto, el déficit de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales, alcanzó los 8.970 millones de euros en el primer trimestre del año, el 0,8% del PIB (0,3 puntos menos que el año anterior), mientras que el déficit del Estado hasta el mes de abril aumentó al 1,25% del PIB, un 15,7% más que el año anterior, hasta los 13.981 millones.

Este aumento del déficit del Estado es consecuencia de unos ingresos que ascendieron a 52.483 millones, 3.487 millones menos que en 2015. Los gastos no financieros se redujeron un 2,3% interanual, hasta los 66.464 millones.

Los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones sociales ascendieron a 48.285 millones de euros, de los que 14.716 millones son impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio y 31.134 indirectos y sobre las importaciones. Éstos crecen un 1,8%, debido sobre todo a la evolución del IVA, que aumenta un 2,3% respecto al primer cuatrimestre de 2015.

En cambio, el primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades cayó un 48,7% por la rebaja fiscal introducida en enero. Así, los ingresos por este tributo han pasado de una cifra positiva de 1.610 millones hasta abril de 2015 a un importe negativo de 1.077 millones en el mismo periodo de 2016, 2.687 millones menos.

Por su parte, el IRPF ha recaudado 27.029 millones de euros, lo que supone un descenso del 4,2%, debido principalmente al impacto de la reforma sobre las retenciones del trabajo y del capital que, según información facilitada por la Agencia Tributaria, ha supuesto una minoración por este impuesto en 2.045 millones de euros.

En este contexto, la asociación de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) cifró el coste de la propuesta del PP de bajar el IRPF en dos puntos, en entre 2.150 y 4.300 millones de euros, según cómo se aplicara la rebaja por los diferentes gobiernos autonómicos.

En un comunicado, la organización calificó la medida de "electoralista e inoportuna" y recordó que la reforma fiscal aprobada por el PP y que se aplicó en 2015 fue "la principal causante de la desviación del déficit público", ya que supuso -según sus cálculos- un coste para las arcas de 9.000 millones de euros.

La Seguridad Social, por último, obtuvo hasta marzo un superávit de 1.813 millones de euros, el equivalente al 0,16% del PIB, 0,09 puntos menos que en el primer trimestre de 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios