Andalucía supera por primera vez en cinco años los 500.000 parados

  • Málaga y Cádiz aportan la mayoría de los nuevos desempleados andaluces · El repunte en servicios y construcción verifica la desaceleración de la economía española a tres meses de las elecciones

Comentarios 0

Más inflación y menos empleo. Éstos son los principales ingredientes del cóctel molotov que puede estallarle en las manos al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a tres meses de las elecciones generales. El paro volvió a subir en noviembre por segundo mes consecutivo en 45.896 desempleados más, el peor registro de los últimos cuatro años, y situó el número total en 2.094.473 demandantes de empleo. Además, en los últimos doce meses la cifra ha crecido en 71.039 personas. Aunque con menos fuerza que en el resto de España, el temporal también se dejó sentir con una sexta subida consecutiva en Andalucía, superando la marca psicológica del medio millón de parados, una cota que no rebasaba desde noviembre de 2002.

Un total de 508.654 parados están inscritos en las listas del Servicio Andaluz de Empleo, un 1,73 por ciento más que en octubre y un 3,52 por ciento superior a la marca de noviembre de 2006. Las cifras demuestran que el desempleo sigue cebándose con las mujeres, especialmente en Jaén y Sevilla, donde casi doblan el paro masculino. Todos los sectores salvo el colectivo de sin empleo anterior empeoraron sus cifras. Más de la mitad de los parados andaluces pertenecen al sector servicios, lo que explica que las peores cifras correspondan a las zonas más dependencia del turismo. Precisamente, muchos hoteles del litoral cierran en estas fechas por el fin de la temporada estival.

Unos 6.600 de los 8.650 nuevos parados procedían de Málaga y Cádiz, que fueron las provincias andaluzas más castigadas por el paro. En cambio, Córdoba, Sevilla y Jaén apenas presentaron variaciones respecto a octubre, o incluso descendieron hasta un 3 por ciento en la comparativa interanual. Por su parte, Huelva y Granada presentaron oscilaciones mensuales inferiores al 2 por ciento. La situación de Almería es paradójica. El inicio de las campañas agrícolas tempranas permitió una reducción del paro de un 2,58 por ciento respecto al mes anterior. Pero esta cifra no invita precisamente al optimismo, ya que el desempleo subió más de un 15 por ciento en comparación con noviembre de 2006.

En el cómputo nacional, el paro aumentó en todas las comunidades aunque la región peor parada fue Baleares, una de las más sensibles a las fluctuaciones del turismo y de donde procedían uno de cada cuatro nuevos parados. El archipiélago presentó un incremento mensual de casi el 30 por ciento, aunque el porcentaje se reduce al 3,62 por ciento en la comparativa interanual.

La construcción presentó un repunte del 4,65 por ciento en España, hasta un total de 251.565 parados. Sin embargo, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, destacó que el sector acabará el año creando 20.000 empleos, ya que muchos trabajadores de la construcción se han afiliado al régimen especial de autónomos después de estar en nómina de empresas.

En cuanto a la contratación, en noviembre se registraron en España un total de 1.592.018 contratos, cifra que supone una disminución de 68.481 contratos respecto a 2006. En total, la contratación acumulada en los once primeros meses del año supera los 17,3 millones de contratos, un 1,2 por ciento más. Sin embargo, los contratos indefinidos representaron el mes pasado el 11,9 por ciento del conjunto de la contratación, con un total de 190.015 contratos, un 18 por ciento menos que en noviembre de 2006, lo que puede poner la guinda a este cóctel de incertidumbres.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios