Arranca la semana de la verdad

  • Merkel y Sarkozy intentan amarrar hoy una reforma de los tratados de cara a la crucial cumbre del viernes

La UE encara a partir de hoy una semana decisiva para combatir la crisis de deuda. El Banco Central Europeo (BCE) podría aumentar la compra de bonos de los Estados con problemas, como Italia y España, si los jefes de Estado y de Gobierno pactan reglas fiscales más estrictas y nuevos compromisos de ajuste en la cumbre del viernes día 9.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reúnen hoy en París para tratar de acordar una propuesta conjunta de reforma de los tratados. "El objetivo es una unión fiscal que haga cumplir la disciplina fiscal en sus miembros y tenga los instrumentos necesarios para hacer frente a una crisis de forma eficaz", destacó Merkel. Ello significa incluir en los Tratados sanciones casi automáticas para los países que no respeten los límites de déficit y llevar a los incumplidores ante el Tribunal de Justicia de la UE. Estos cambios se introducirán en una reforma de los tratados, que podría llevar años, o en un nuevo Tratado que cubra únicamente a los países que quieran sumarse, principalmente, a los de la Eurozona, y que podría activarse mucho más rápido.

Sin embargo, persisten grandes diferencias entre París y Berlín sobre la forma de actuar. Sarkozy defiende que la reforma de la UE debe dar más peso a los Gobiernos en detrimento de las instituciones comunitarias, mientras que Merkel aboga por dar más poder a la Comisión. Ambos coinciden en que aunque se refuerce la supervisión de la UE sobre los presupuestos, la última palabra la tendrán los parlamentos nacionales. En cuanto al papel del BCE, Merkel insiste en que es diferente del de la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra y no puede embarcarse en un programa de compra masiva de deuda pública.

Tres días después de su cita en París, el jueves, ambos mandatarios presionarán al futuro presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la reunión del Partido Popular Europeo que se celebrará en Marsella para que anuncie cuanto antes su programa de ajustes.

Ese mismo día el BCE podría volver a rebajar los tipos hasta el 1%, el mismo valor en el que comenzaron 2011, en su última reunión del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios