El BCE bajará de nuevo los tipos de interés debido a la crisis financiera

  • La mayoría de los institutos de crédito pronostican un recorte del 0,5% en el precio del dinero porque la percepción de crisis aconseja "una relajación de la política monetaria"

El Banco Central Europeo (BCE) volverá previsiblemente mañana a bajar los tipos de interés debido a que el pánico que han creado las actuales turbulencias en los mercados financieros exige una actuación flexible.

Los mercados prevén que el banco europeo reducirá la tasa rectora en 50 puntos básicos, hasta el 3,25 por ciento, el nivel más bajo desde octubre de 2006. De los 47 institutos de crédito consultados por la agencia Dow Jones, 44 pronosticaron un recorte de 0,5 puntos porcentuales, 2 entidades una reducción de 75 puntos básicos y una, de 1 punto porcentual.

El banco alemán Dresdner Bank considera que "en vista de los últimos acontecimientos en los mercados financieros y en el sector bancario, han aumentado las manifestaciones de pánico y tiene sentido una relajación de la política monetaria". El pasado 8 de octubre, el BCE bajó los tipos por última vez, en 50 puntos básicos, en una acción coordinada con la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra y los bancos centrales de Suiza, Suecia y Canadá.

Esta actuación coordinada fue una medida para generar confianza y tener un efecto mayor que si las bajadas se hubieran acometido sólo en las reuniones regulares de los bancos centrales. Los expertos de Dresdner Bank y de la aseguradora Allianz consideran que la situación actual no tiene precedentes y por ello exige una actuación flexible.

Los bancos centrales han mostrado que están decididos a aportar todo lo que puedan para hacer frente a la crisis, no sólo con inyecciones de liquidez, sino también con su política monetaria. La Fed bajó el precio del dinero la semana pasada de nuevo hasta el 1 por ciento (el nivel más bajo desde 2003), el Banco de Japón lo recortó del 0,5 por ciento hasta el 0,3 por ciento y el Banco central australiano lo hizo ayer desde el 6 hasta el 5,25 por ciento (en un mes lo ha bajado 175 puntos básicos).

La Comisión Europea (CE) considera que Europa ha entrado en recesión (dos trimestres seguidos de contracción), arrastrada por el desplome de las grandes economías, debido al efecto de la crisis financiera y la corrección del sector inmobiliario en muchos países. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro empezó a contraerse en el segundo trimestre de 2008 (-0,2 por ciento), volvió a hacerlo en el tercero (-0,1 por ciento) y seguirá cayendo en el cuarto (-0,1 por ciento). La CE prevé que la economía del área euro comenzará una lenta recuperación a partir de 2009.

El índice de gestores de compras del sector manufacturero de la zona del euro bajó en octubre hasta 41,3 puntos, frente a los 48,3 puntos de septiembre. Los expertos de Commerzbank también consideran que por primera vez desde la creación de la Unión Económica y Monetaria (UEM), la economía de la zona del euro está probablemente en recesión y pronostican una corrección ulterior en 2009 del mercado inmobiliario en algunos países, sobre todo en España.

En este contexto de ralentización económica y menor demanda, las presiones inflacionistas han disminuido, sin olvidar que el precio del petróleo ha caído notablemente desde comienzos de agosto. La tasa de inflación interanual de la zona del euro disminuyó en octubre cuatro décimas, hasta el 3,2 por ciento, la tasa más baja desde el mes de enero, según el cálculo preliminar de Eurostat, la oficina de estadística europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios