El BCE comprará deuda de empresas desde el miércoles

El Banco Central Europeo (BCE) anunció ayer que comenzará a comprar deuda corporativa el próximo 8 de junio y que el 22 de junio conducirá la primera operación de liquidez para los bancos a muy largo plazo, unos cuatro años. El presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, señaló que "no dudará en actuar" de nuevo en caso de que sea necesario para impulsar la inflación, cuya previsión para este año apenas revisó mínimamente al alza para este año.

Draghi dijo en una rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, celebrado en Viena, que "el programa de compra de deuda marcha bien" y consideró que necesita paciencia para que tenga efectos en la economía real.

Previamente el BCE decidió mantener su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0%, debido a que la inflación de la zona del euro está muy baja. Asimismo, el BCE decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,25%. También mantuvo la tasa de interés a los depósitos de los bancos a un día en el -0,40 %, por lo que les sigue cobrando si guardan dinero en el BCE.

El presidente del BCE señaló en el impresionante Palacio Imperial de Hofburg de Viena que "el diseño del programa de compra de deuda pública y privada tiene suficiente flexibilidad para adaptarlo" en caso de que se afronten límites, situación que todavía no se ha producido. Draghi prevé que "las tasas de inflación se van a mantener muy bajas o negativas en los próximos meses y que subirán en la segunda mitad de 2016". El responsable de la institución monetaria señaló que "los últimos datos apuntan que se mantiene el crecimiento económico en el segundo trimestre del año, aunque posiblemente a una tasa más baja que en el primer trimestre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios