El BCE comprará 100.000 millones de deuda pública española hasta 2016

  • El Banco de España estima en esta cifra la inyección del banco central, que adquirirá además 43.000 millones de cédulas hipotecarias y bonos de titulización de bancos españoles

El Banco Central Europeo (BCE) comprará 100.000 millones de euros de deuda pública española hasta 2016, dentro de su programa QE (quantitative easing, por sus siglas en inglés), según las estimaciones preliminares realizadas por el Banco de España.

El gobernador del organismo, Luis María Linde, avanzó ayer este dato durante su intervención en la presentación del Anuario del euro 2014, donde recordó las condiciones del programa de compra. "Conforme a nuestras estimaciones preliminares, las compras de deuda pública española ascenderían a unos 100.000 millones de euros en el horizonte temporal considerado", señaló el gobernador durante la clausura del acto.

El plan de compras masivas de deuda del BCE, o expansión cuantitativa, contempla adquisiciones por importe de 60.000 millones de euros al mes hasta al menos septiembre de 2016, un plazo que podría prolongarse si entonces no se ha cumplido el objetivo de estabilidad de precios que persigue la institución. Esa cifra incluye también los planes ya activados de compra de bonos de titulización y de cédulas hipotecarias por una cuantía muy inferior a la de la deuda soberana.

Las compras se realizarán, como principio general, en función del peso de cada país de la Eurozona en el capital del BCE, que en el caso de España es superior al 12%. Sin embargo, los riesgos no serán compartidos y sólo el 20% de las compras de deuda seguirán un criterio de reparto solidario de esos riesgos. El 80% restante correrá a cargo de los respectivos bancos nacionales.

El peso de España en el capital del BCE es en concreto del 12,6%, por lo que le corresponderían compras totales de alrededor de 143.000 millones de euros, siempre partiendo de la base de que el importe global que adquiera la institución con sede en Fráncfort alcance los 1,1 billones de euros. Con 100.000 millones de euros en compras de deuda soberana española, los otros 43.000 millones corresponderían a cédulas hipotecarias y bonos de titulización emitidos por los bancos.

La cuantía de las compras allanará por completo el terreno para el Tesoro español. El BCE no adquirirá deuda soberana directamente en las subastas, sólo en el mercado secundario, es decir, de deuda que ya está en circulación. El Tesoro español ya emitió letras a tres meses este martes a un interés de casi el 0% y con una demanda que superó en casi tres veces la oferta. Este año realizará emisiones brutas por 239.369 millones de euros.

Durante su intervención, Luis María Linde apuntó que las medidas de estímulo del BCE, sumadas a la depreciación del euro y la caída de los precios del petróleo, han creado un "escenario financiero favorable" para la Eurozona y para países que, como España, "han realizado esfuerzos importantes en la corrección de sus desequilibrios". El gobernador llamó al Gobierno a mantener el espíritu reformador y las mejoras de competitividad aprovechando esa mayor estabilidad propiciada por el BCE.

A lo largo de su intervención, el gobernador del Banco de España indicó que la economía de la Eurozona se encuentra en una situación "de debilidad" y apuntó que es previsible que en el conjunto de 2014 haya registrado un crecimiento del 0,8%. Las proyecciones del BCE apuntan a un crecimiento del 1% y del 1,5% para 2015 y 2016, respectivamente. "Son tasas modestas y están sujetas, además, a una serie de riesgos que en conjunto, apuntarían a incrementos incluso menores de la actividad".

En el ámbito de los precios, Linde cree que en los primeros meses de este año la inflación, que terminó el año en el -0,2%, permanecerá en niveles muy reducidos o negativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios