El BCE alerta a los consumidores de que los precios de los alimentos subirán más

  • La autoridad monetaria señala que el alza de los costes de producción pasará factura, sobre todo, a la carne y vuelve a advertir que actuará con firmeza frente a la inflación

La cesta de la compra continuará golpeando los bolsillos de los consumidores. Así lo anunció ayer el Banco Central Europeo (BCE), desde donde se advirtió que los precios de los alimentos seguirán subiendo a corto plazo. Según un artículo recogido en su boletín mensual de diciembre, el aumento de los costes de producción, derivado del fuerte alza de los cereales, volverá a trasladarse al precio de venta al público. Especialmente notable será para la carne, debido al significativo encarecimiento que han experimentado los piensos para la alimentación del ganado.

A juicio de la entidad que preside Jean Claude Trichet, las perspectivas para los precios de los alimentos dentro de la Zona Euro, y en el resto del mundo, son "muy inciertas". Y es que la evolución de esos precios viene determinada por un gran número de factores difíciles de predecir, como son los avances tecnológicos o posibles cambios en la política energética. En cualquier caso, el BCE insistió en que a medio plazo existen riesgos al alza.

El repunte de los alimentos no hará más que incentivar el avance de la inflación, que en noviembre alcanzó una tasa interanual del 3 por ciento en la Eurozona -del 4,1 en España-, cuatro décimas más que en octubre. El banco central, cuyo principal mandato es garantizar la estabilidad de los precios en los países que comparten la moneda comunitaria, calcula que el IPC superará ampliamente el 2 por ciento -esa tasa es su objetivo oficial- en los próximos meses y que "se moderará gradualmente a lo largo de 2008".

Precisamente ayer, el BCE insistió en que actuará con "firmeza" para contrarrestar la escalada de los precios, y su receta para ese tipo de cometidos suele ser una subida de los tipos de interés. No obstante, cabe la posibilidad de que opte por una alternativa menos drástica y los mantenga en el nivel actual (el 4 por ciento), sin dar cabida a la posibilidad de rebajarlos.

La autoridad monetaria cree que el escenario de precios elevados se mantendrá durante un periodo "más prolongado de lo previsto inicialmente". A ello contribuirá no sólo la presión que ejercen los alimentos, sino también la de los precios del petróleo, que cada vez están más cerca de la barrera de los 100 dólares por barril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios