El BCE inyecta 400.000 millones más a interés cero para fomentar el crédito

  • Del préstamo concedido durante cuatro años se benefician 514 bancos comerciales de la zona euro. La cantidad neta nueva son 23.200 millones, al vencer ahora 370.000 millones.

Comentarios 3

El Banco Central Europeo (BCE) comenzó ayer a inyectar en el sistema financiero del euro liquidez a un tipo de interés del 0% y a un plazo de cuatro años, con el objetivo de impulsar la concesión de créditos a las empresas y a los hogares y conseguir que suba la inflación.

La entidad monetaria ha prestado 399.289 millones de euros al 0% durante cuatro años a 514 bancos comerciales de la zona del euro.

La operación de liquidez vence el 24 de junio de 2020 pero los bancos tendrán la oportunidad de devolver los préstamos antes, a los dos años, el 27 de junio de 2018.

El tipo de interés para esta operación de liquidez será el de las operaciones principales de refinanciación, las subastas semanales, en el momento de la adjudicación, que actualmente es del 0%.

Como los bancos comerciales tenían que devolver al BCE 370.000 millones de euros de subastas anteriores, la cantidad neta nueva que entra en el sistema financiero del euro es de 23.290 millones de euros.

La decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea (UE) justifica más las medidas no convencionales de política monetaria del BCE, que deberá mantener su ritmo muy expansivo y no puede considerar ahora comenzar a retirar gradualmente los estímulos monetarios, como han exigido algunos críticos en algunos países como Alemania.

Algunos expertos consideran que el BCE, incluso, podría tener que bajar más los tipos de interés los próximos meses.

De momento, el BCE ha sido bastante escueto tras el Brexit y ha intentado tranquilizar a los mercados haciendo hincapié en que "está preparado para proporcionar liquidez adicional, en caso necesario, en euros y en moneda extranjera".

El BCE considera que "el sistema bancario de la zona del euro es resistente en términos de capital y liquidez", pero hará "un atento seguimiento de los mercados financieros y se mantiene en estrecho contacto con otros bancos centrales".

En esta nuevas operaciones de liquidez los bancos pueden pedir hasta un 30 % de sus préstamos a las empresas y consumidores.

"Esto significa que los bancos que presten más a la economía real podrán tomar prestado más a un tipo de interés menor", según el Banco Central Europeo.

La peculiaridad de estas nuevas operaciones de liquidez es que el BCE va a remunerar a los bancos por los préstamos con un 0,4%, su actual tasa de interés a los depósitos, si dan muchos créditos a la economía real.

Para que el BCE les llegue a pagar por pedir prestado, los bancos comerciales deberán haber prestado entre el 1 de febrero de 2016 y el 31 de enero de 2018 más de lo que hacían antes.

El BCE establece una cuota de referencia de forma individual para cada banco.

De momento, los bancos pueden llegar a ser remunerados con un 0,4% de interés, pero si el BCE decide bajar más su facilidad de depósito, el porcentaje podría ser mayor. El BCE llevará a cabo las otras tres operaciones en septiembre y diciembre de 2016 y en marzo de 2017. Con éstas, el BCE quiere ofrecer a los bancos condiciones de financiación atractivas a largo plazo para que presten a la economía real, a las empresas y los hogares, aunque están excluidas las hipotecas para evitar burbujas en el sector inmobiliario.

El BCE anunció esta segunda serie de operaciones de liquidez a muy largo plazo a comienzos de marzo para, junto con otras medidas como las compras de deuda pública y privada, para llevar la inflación desde el -0,1 % a que se sitúa ahora hasta su objetivo, algo por debajo del 2 % a medio plazo.

No obstante, algunos expertos señalan que hay mucha liquidez en el sistema financiero y que los bancos no saben qué hacer con ella, aunque con el "brexit" la situación puede que se modifique porque hay mucha incertidumbre.

Se trata de la segunda serie de operaciones de liquidez a muy largo plazo. La primera se anunció el 5 de junio de 2014 y se condujo en los meses posteriores.

Desde el estallido de la crisis financiera tras la quiebra de Lehman Brothers y posteriormente con la crisis de la deuda europea, el BCE ha proporcionado liquidez adicional a más largo plazo, además de la que presta normalmente cada semana y cada tres meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios